Productores de frijol bloquean carreteras en Zacatecas

·2  min de lectura

ZACATECAS, Zac., octubre 28 (EL UNIVERSAL).- Un grupo de productores de frijol usó con tractores y vehículos para bloquear tramos carreteros federales en los municipios de Sombrerete y Juan Aldama, para exigir al gobierno federal un mejor precio de su producto y que atienda las demandas que presentaron hace dos meses en las oficinas de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) en Zacatecas.

Los campesinos reprochan que las autoridades siguen sin dar respuesta a su exigencia de un incremento a los precios de garantía del frijol, tras argumentar que desde hace tres años se ha mantenido a 14.50 el kilo en los centros de acopio habilitados por la federación. En entrevista el presidente de la Unión de Frijoleros Unidos, Ramiro Hinojoza —que tiene representatividad en la región frijolera de la entidad abarcando los municipios de Sombrerete, Juan Aldama, Francisco R. Murguía, Sain Alto, Chalchihuites y Río Grande—, dijo que los bloqueos comenzaron desde temprano en el tramo de la carretera panamericana Zacatecas-Durango y otro en la federal 49 en Juan Aldama-Miguel Auza.

Refirió que, después de unas horas, elementos de la Guardia Nacional los conminaron a retirarse o de lo contrario se les denunciaría por afectar las vías de comunicación federales. A pesar de ello, Hinojoza adelantó que para el jueves se prevé que realicen una movilización afuera de las instalaciones de Segalmex, ubicadas en la capital de Zacatecas, con lo que esperan que el Director General, Ignacio Ovalle, y el Director del Programa Precios de Garantía, Miguel Carrillo, los reciban y escuchen.

El líder de la Unión dijo que los productores están decepcionados, pues aunque hace dos años celebraban que las oficinas centrales de Segalmex se asentaran en Zacatecas, "los titulares nunca están". "Ahí solo trabajan y atienden funcionarios de medio pelo, que no tienen la capacidad ni facultad de resolver. Sólo reciben y sellan documentos, pero jamás hay respuesta", reprochó. Señaló que en los lineamientos de operación se da facultad a Segalmex para modificar precios y cantidades de acopio a los productores cuando se presenten condiciones especiales. Para los productores, el aumento del precio está plenamente justificado, pues desde hace tres años las sequías y heladas han mermado la producción de frijol y los han llevado a malbaratar sus cosechas, aunado a que en tres años han incrementado los insumos y el combustible. Los productores inconformes piden que los precios de garantía sean de entre 18 y 20 pesos el kilo, y que se habiliten los centros de acopio que debieron abrirse desde el 15 de octubre. De lo contrario, aseguran que nuevamente los únicos beneficiados serán los intermediarios, a quienes la mayoría de los productores en general venden a bajo precio por necesidad y no tener más opción.