Productora de Salma Hayek ha tenido "más errores que éxitos"

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 23 (EL UNIVERSAL).- La película "El coronel no tiene quien le escriba" se estrenó en 1999 y además de ser el primer proyecto que Salma Hayek produjo en Estados Unidos (tras haber llegado a ese país ocho años antes) también fue el primer filme con el que la veracruzana abrió su empresa productora Ventanarosa.

De modo que al igual que la cinta protagonizada por ella, Marisa Paredes y Fernando Luján, este año ambas cumplen dos décadas.

Casi una década le costó a la actriz producir este filme basado en la novela del Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez y para ello tuvo que invertir todo su dinero pero también aliarse con personas que estuvieran involucradas en el complejo mundo del entretenimiento.

Uno de ellos es Pepe Tamez, quien hoy, a 20 años de distancia, no sólo es uno de los personajes al frente de la productora, también es la mano derecha de Hayek.

Durante años, Tamez trabajó en Televisa junto a la productora Lucy Orozco. Más tarde lo hizo con Ana Martin, cuando la actriz se involucró en la producción; después con Laura Laviada, que era presidente de editorial de Televisa y finalmente estuvo seis años como editor de la revista "Somos". Fue entonces que Salma lo llamó para trabajar con ella en Estados Unidos en su productora, la cual, afirma, ha tenido a nivel comercial más fracasos que éxitos.

"El público sólo ve los proyectos que tenemos terminados, películas o series. Y a algunos les va mejor que a otros pero lo que no sabe es que antes de que esos proyectos lleguen a la tele o al cine, hubo muchos más que no llegaron a concretarse", explica Tamez. En ese sentido, tiene muy claro la manera en que funciona: "Puedo decir que de los proyectos que planeamos, cerca de 90% no se hacen, ya sea porque los estudios los enlatan o porque simplemente se caen.

"Hemos aprendido que en eso se basa la productora: estar constantemente presentando proyectos, poniendo todo empeño aun si la mayoría no se concretan", dice Pepe en entrevista con EL UNIVERSAL.

Aunque el productor regiomontano asegura que todo en Ventana Rosa se trata del prueba y error, algunos de los proyectos que han desarrollado han sido bien aceptados por la comunidad latina en Estados Unidos y por el público estadounidense en general.

Uno de ellos fue la adaptación del melodrama colombiano "Yo soy Betty, la fea" que en la versión de Salma se llamó "Ugly Betty".

Este show, protagonizado por America Ferrera, hizo que Tamez junto a Ventanarosa ganaran el premio Emmy a la Mejor serie de comedia, apenas con 12 capítulos transmitidos en su primera temporada en 2007.

"Nos costó mucho tiempo, dinero y sobretodo esfuerzo levantar la compañía. Nadie creía en ella, en esa época no se pensaba que fueran rentables las producciones creadas, protagonizadas o con temáticas latinas; por ello cuando 'Ugly Betty' consiguió tener éxito fue como demostrarles que los latinos podíamos hacer productos de gran calidad y que se podían vender a nivel internacional", indica.