El productor de "Top Gun" reveló cómo logró que Tom Cruise accediera a salir en la película

·5  min de lectura
Tom Cruise en Top Gun
Tom Cruise en Top Gun

Tras su estreno en mayo de 1986, Top Gun se convirtió en un éxito de taquilla casi de inmediato, con una recaudación global estimada en más de 350 millones de dólares. Además de las impactantes secuencias aéreas que sumergieron a la audiencia en la acción desde el interior de las aeronaves, el éxito de la película se debió al elenco de jóvenes estrellas en ascenso que encabezó Tom Cruise.

El actor, quien por entonces tenía 24 años, encontró en el rol del teniente Pete “Maverick” Mitchell su trampolín a la fama, pero inicialmente dudó acerca de participar en la película. Así lo reveló el productor Jerry Bruckheimer en una entrevista que mantuvo con Variety en ocasión del 35° aniversario del film, que tendrá un relanzamiento en cines en Estados Unidos, anticipando el estreno de su secuela Top Gun: Maverick, el 18 de noviembre. Durante el diálogo, Bruckheimer detalló algunas particularidades del proyecto que involucró a la Marina de EE.UU. y los motivos que llevaron a que Cruise finalmente aceptara el papel.

En primer lugar, el productor desestimó los rumores sobre una supuesta nómina de actores de renombre que inicialmente habían sido considerados para el rol protagónico, que incluye a Sean Penn, Nicolas Cage, Tom Hanks, Matthew Broderick y Matthew Modine. “Siempre fue Tom. Una vez que terminamos el guión, fue el único actor con el que hablamos”, afirmó. Pero pese a la convicción del equipo de producción, no les resultó fácil convencer a Cruise de sumarse al proyecto. “Quisimos a Tom después de ver Negocio de riesgo (1983), pero él estaba dando muchas vueltas”, recordó.

Luego, Broderick relató el suceso que despertó el entusiasmo del actor: “Arreglamos para que volara con los Blue Angels en la base naval de la Marina en El Centro, California. Él llegó en su motocicleta y acababa de filmar una película con Ridley Scott, Leyenda (1985), y tenía el pelo largo atado con colita. [Los pilotos] lo miraron y pensaron: ‘Vamos a darle un paseo a este hippie’. Lo subieron a un F-14, voltearon el avión e hicieron todo tipo de acrobacias, para asegurarse de que nunca más se subiera a la cabina”, contó. “Pero sucedió todo lo contrario. Ni bien aterrizó fue a buscar un teléfono, me llamó y me dijo: ‘Jerry, voy a hacer la película. Me encanta’”, continuó y agregó que Cruise terminaría convirtiéndose en “un gran aviador”, pudiendo maniobrar “prácticamente cualquier avión en producción”.

Tom Cruise como "Maverick" en Top Gun
Tom Cruise como "Maverick" en Top Gun

Por otra parte, el productor fue consultado sobre el papel que jugó la Marina en el film. “Queríamos que fuera real. Teníamos que poner a los actores en aviones de verdad con pilotos reales y necesitábamos que pasaran tiempo con ellos para que vieran de qué se trataba”, explicó, antes de señalar que un oficial de alto rango no veía con buenos ojos esos planes: “Al principio, al almirante de la base en que filmamos no le gustaba la idea. Le preocupaba que algo saliera mal y que eso fuera una mancha negra en su carrera”.

Esa complicación llevó a que Bruckheimer y Cruise viajaran a Washington para reunirse con el funcionario responsable de la Marina que integraba el gobierno del por entonces presidente Ronald Reagan, quien entendió inmediatamente el impacto positivo que podía llegar a tener un éxito hollywoodense en la fuerza. “A partir de ese momento se abrieron las compuertas, pero todavía debíamos lidiar con los abogados de la Marina sobre el cambio de peso que suponía colocar una cámara sobre un ala o en la cabina”, rememoró el productor, quien luego comparó los obstáculos que debieron sortear en aquel momento con la facilidad con la que se realizó la secuela: “En la nueva película [...] fue todo totalmente distinto porque después de que saliera Top Gun, los alistamientos subieron un 500%. Comprendieron que esta es una gran herramienta de reclutamiento, así que nos ayudaron todavía más y se comprometieron con el proceso de filmación como colaboradores”.

Si bien confiaba en que Top Gun había estado a la altura de las expectativas, Bruckheimer confesó que hubo un acontecimiento que lo llevó a temer que no sería bien recibida por el público. “Tuvimos un preestreno en Houston. La audiencia estaba muda y sentimos que teníamos un fracaso en nuestras manos”, reconoció. Sin embargo, a pesar de que no se escucharon risas ni gritos de entusiasmo en la sala, los espectadores que estuvieron presentes esa noche calificaron muy positivamente a la película. “Lo que no habíamos pensado es que esto sucedió dos días después del [trágico accidente] del transbordador Challenger y que, dado que estábamos en Houston, muchas de esas personas tenían amigos y familiares que estuvieron involucrados”, detalló.

Finalmente, el productor dijo no estar de acuerdo con la apreciación de Quentin Tarantino, quien sostiene que el film es “homoerótico”. “Esos pilotos, cuando los ves, son tipos muy apuestos. Por algo tienen apodos como ‘Hollywood’ o ‘Maverick’. Es algo real y [el director] Tony [Scott] lo capturó. Estos tipos están relajados y seguros de sí mismos, con excelente coordinación visomotora, si no, no serían pilotos top gun. Tony entendió su esencia y su amor por la vida. Así es Tom. Es un actor impactante, inteligente y muy dedicado, cerró.

Dirigida por Joseph Kosinki, Top Gun: Maverick se estrenará en Estados Unidos el 18 de noviembre. Además del regreso de Cruise al rol protagónico, completan el reparto Jennifer Connelly, Monica Barbaro, Jon Hamm, Ed Harris, Val Kilmer, Miles Teller, Jean Louisa Kelly, Manny Jacinto, Glen Powell, Lewis Pullman y Lyliana Wray.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Drew Barrymore, arrepentida de haber trabajado con Woody Allen

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.