Un productor de aceite de girasol en Francia: la fabricación a destajo en un año ‘excepcional’

·1  min de lectura

La invasión de Ucrania, gran productora de aceite de girasol, ha llevado a un aumento exponencial de los precios de las grasas vegetales. La Unión Europea ha dado luz verde para aumentar la producción de girasol y de otros cereales, pero desde ya los agricultores están sintiendo la presión de los mercados. Reportaje en el centro de Francia en una granja donde se trabaja a destajo para responder a la fuerte demanda de aceite.

Subido a una escalera de mano, Adrien Rivière vierte semillas de girasol en un enorme embudo. "La prensa trabaja las 24 horas del día", apunta este agricultor desde su almazara de Courtenay, un pueblo del departamento del Loiret, situado en el centro de Francia. Esta prensa de aceite funciona a destajo para satisfacer una demanda sin precedentes del aceite de girasol, que la guerra de Ucrania ha impulsado a precios sin precedentes.

Este agricultor de 35 años, que cultiva trigo, cebada, colza y girasol en 150 hectáreas, "nunca ha visto nada parecido". Tampoco lo ha hecho su padre y asociado, de 59 años. "La prensa funciona normalmente cinco o seis días al mes. Durante las últimas tres semanas, ha sido todos los días, sin interrupción. No tengo suficientes cubas de acero inoxidable", dice Adrien, señalando los grandes bidones azules que compró como refuerzo.

Las semillas grises se deslizan por el embudo hacia la prensa y luego se transforman: el aceite de las pepitas fluye hacia un enorme depósito y los residuos vegetales se recogen en una gran cuenca en forma de pequeños grumos sólidos -tortas de aceite- que se dan de comer a los animales de los "ganaderos locales".

Aumento exponencial de los precios por la guerra en Ucrania

Con AFP.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.