Producción, fuertes lluvias y pandemia de COVID-19 desafían la caficultura de Colombia: FNC

·2  min de lectura
Foto de archivo. Campesinos recogen café en una plantación cerca del municipio de Montenegro, en el departamento de Quindío

BOGOTÁ, 25 mar (Reuters) - Mantener la producción y recolectar la cosecha pese a las intensas lluvias, sostener el ingreso a los cultivadores y protegerlos del contagio del COVID-19 mientras avanza la campaña de vacunación son los principales retos del sector cafetero de Colombia en 2021, dijo el jueves un dirigente del gremio.

En medio de la pandemia del coronavirus, Colombia, el primer productor mundial de arábigo lavado, alcanzó en 2020 una producción de 13,9 millones de sacos de 60 kilos, un 6% inferior a la del año previo.

"Primero el reto del COVID-19, vamos a tener que vivir con él, tratar de manejarlo, seguir con nuestra campaña de prevención, apoyar el esquema de vacunación, ese es un reto gigantesco que vamos a tener", dijo el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez, en una conferencia de prensa virtual.

Aunque se han registrados casos de coronavirus en las zonas productoras de café, el dirigente no reveló cifras de cultivadores y recolectores contagiados.

El país sudamericano de 50 millones de habitantes reporta hasta el momento 2,35 millones de casos positivos de coronavirus y 62.394 muertos, mientras ha aplicado 1,38 millones de dosis de vacunas.

"El segundo reto tiene que ver con las cantidades producidas, dado que hemos tenido un clima que no ha favorecido la producción de café", aseguró Vélez refiriéndose a las intensas lluvias de las últimas semanas, que pueden provocar una reducción de la cosecha.

El dirigente afirmó que otro desafío será garantizar un margen de utilidad a los productores de café y sostuvo que en los primeros meses del año se ha logrado con un precio de 1,30 dólares por libra en la Bolsa de Nueva York, una prima de calidad de entre 45 y 50 centavos de dólar por libra, a lo que se suma la debilidad de la moneda colombiana frente al dólar.

Vélez se declaró preocupado por una reforma tributaria que presentará el Gobierno a consideración del Congreso y dijo que puede afectar a los caficultores si grava los insumos agrícolas y la maquinaria.

"Impuestos sobre los insumos sería gravísimo para el sector agropecuario, no solamente para el sector cafetero", aseguró el dirigente gremial.

Colombia, el tercer productor mundial después de Brasil y Vietnam, tiene cultivadas 845.000 hectáreas con cafetales y unas 500.000 familias dependen de esa actividad.

El país aspira a una producción de alrededor de 14 millones de sacos de 60 kilos en 2021 y a recoger un poco más de seis millones de sacos en el primer semestre, para lo que requerirá 137.500 recolectores a los que deberá suministrar altas condiciones de bioseguridad para evitar contagios de COVID-19, según la FNC.

(Reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Nelson Bocanegra)