Producción de crudo se desploma en región clave de Venezuela por escasez de diluyente

·2  min de lectura

CARACAS, 1 sep (Reuters) - La producción de crudo en la vital Faja Petrolífera del Orinoco de Venezuela se desplomó una cuarta parte y llegó a menos de 300.000 barriles por día en agosto debido a una escasez crónica de diluyentes, necesarios para mezclar con el crudo extrapesado de la zona, mostraron documentos vistos por Reuters.

La caída se produce cuando la petrolera estatal PDVSA dirige más de sus crudos medianos y livianos hacia la refinación nacional, con el objetivo de aumentar el suministro de combustible de motor, escaso en la nación de la OPEP, dejando poco para diluir el crudo de la Faja del Orinoco, similar al alquitrán, y convertirlo en grados exportables más livianos.

La escasez de diluyentes podría amenazar la relativa estabilidad en la producción y las exportaciones de petróleo del país sudamericano en lo que va de 2021, después de que años de baja inversión, seguidos de sanciones estadounidenses en 2019, hicieron que la producción de crudo, el elemento vital de la economía de Venezuela, cayera en picada el año pasado a los niveles más bajos en décadas.

La faja produjo unos 288.000 barriles por día (bpd) el 26 de agosto y 298.000 barriles el 31 de agosto, frente a los 400.000 barriles del 8 de agosto, según informes de producción de PDVSA vistos por Reuters. La producción total de Venezuela promedió 614.000 bpd en julio, según cifras que el país proporcionó a la OPEP.

Los informes del 31 y 26 de agosto señalaron que los bajos inventarios de diluyentes eran una causa de la reducción de la producción en tres de los proyectos más grandes de la faja: las empresas conjuntas Sinovensa, Petromonagas y Petropiar, de PDVSA con China National Petroleum Corp, Roszarubezhneft, de Rusia; y Chevron Corp, respectivamente. PDVSA, que tiene participaciones mayoritarias en las tres empresas conjuntas, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Un documento interno separado de PDVSA visto por Reuters señaló que la terminal de Jose, el principal centro de mezcla y exportación de petróleo de Venezuela, estaba en "alerta máxima" debido a la escasez de diluyentes. El mes pasado, PDVSA importó un raro cargamento de 620.000 barriles de condensado, un diluyente, y también buscó utilizar crudos sintéticos mejorados como materia prima destinada a las refinerías para liberar crudos livianos y medianos para la Faja del Orinoco. Las sanciones estadounidenses complican la capacidad de la empresa para importar diluyentes.

(Reporte de Luc Cohen en Nueva York, Deisy Buitrago en Caracas y Marianna Parraga en Ciudad de México, Editado por Juana Casas)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.