El procurador Eduardo Casal rechazó un planteo del grupo Macri en la causa del Correo

·2  min de lectura
El procurador interino Eduardo Casal dictaminó en contra de las pretensiones del grupo Macri
El procurador interino Eduardo Casal dictaminó en contra de las pretensiones del grupo Macri

El procurador interino, Eduardo Casal, dictaminó que el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad “no tiene competencia” para revisar la sentencia dictada por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial que rechazó la recusación de la jueza de la causa de Correo Argentino S.A., Marta Cirulli. Esa recusación había sido promovida por la familia Macri.

“No resulta admisible que el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad pueda introducirse en las decisiones de un tribunal nacional que también es federal en el actual esquema constitucional, con competencia excluyente en cuestiones referidas a procesos universales concursales”, sostuvo el procurador al citar el argumento de la Cámara cuando rechazó la pretensión del grupo que maneja esta empresa.

Las encuestas presagian un cisne negro

La Sala B de la Cámara Nacional de Apelaciones había rechazado la recusación de la jueza el 17 de febrero de este año y contra esa decisión, el Correo recurrió al Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad.

Eduardo Casal logró un reconocimiento para la Procuración, en medio de la discusión política
Eduardo Casal logró un reconocimiento para la Procuración, en medio de la discusión política


El procurador interino, Eduardo Casal

Esta iniciativa procesal que prosperó en algunos casos, fue rechazada por la Sala B de la Cámara Comercial y contra esta denegatoria la empresa recurrió en queja el Superior Tribunal de Justicia de la Ciudad.

Directo a la Corte

La Sala B señaló que las sentencias dictadas por las Cámaras Nacionales de Apelaciones solo se pueden recurrir ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación a través de mecanismos previstos en el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, y no ante la justicia porteña.

En su dictamen Casal recordó que no existe una norma que habilite un recurso de queja ante el Tribunal Superior local frente a pronunciamientos de las cámaras nacionales de apelaciones. “Sobre esta base, opino que el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no tiene competencia para revisar la sentencia dictada por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial”, concluyó el procurador.

Con el traspaso inconcluso de la justicia nacional a la Ciudad, dispuesto por la Constitución de 1994, empezó a dar sus primeros pasos la idea de que el Superior Tribunal de Justicia de la Ciudad sea tribunal de revisión de las decisiones de los jueces nacionales. Hubo algunos fallos en este sentido y la Corte viene creando una jurisprudencia con esa inclinación. Casal, hasta ahora, opinó lo contrario.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.