Cinco procesos contra Evo Morales que marcaron su salida y regreso a Bolivia

Agencia EFE
·4  min de lectura

La Paz, 6 nov (EFE).- Al menos cinco procesos fueron los que el Gobierno interino de Bolivia impulsó contra el expresidente Evo Morales, en el año que transcurrió desde su salida hasta el anuncio de su regreso previsto al país para este 9 de noviembre, con algunos de ellos prácticamente cerrados.

Las acusaciones fueron progresivas y han estado relacionadas con supuestos delitos como genocidio, terrorismo, sedición, estupro, atentados contra la salud de la población, ecocidio y fraude electoral, mientras Bolivia recorría un proceso electoral de casi un año que finalizó el pasado 18 de octubre con la victoria de Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS), con más del 55 por ciento de los votos.

Algunas de esas causas se mantienen en estrados de las cortes del país, otras no presentan avances importantes y un par, posiblemente las más rimbombantes, han sido rechazadas después de la elección, por supuestos errores en los procedimientos y violaciones de sus derechos.

TERRORISMO Y SEDICIÓN

Esta acusación es una de las primeras que se abrió contra el ex jefe de Estado tras su renuncia el 10 de noviembre del año pasado denunciando que era forzado por un supuesto golpe de Estado, con base en un audio en el que supuestamente Morales pedía a un dirigente sindical, ya desde México tras dejar Bolivia, evitar el ingreso de alimentos y organizar bloqueos de carreteras.

La consecuencia fue una orden de aprehensión que se libró en diciembre y que tuvo al menos dos rechazos de la Interpol para aplicarla internacionalmente, por considerar los tipos penales de terrorismo y sedición con tintes políticos.

A fines de octubre un juzgado definió que en el proceso hubo violaciones a los derechos de Morales, por lo que tanto la orden de aprehensión como la imputación quedaron anuladas.

EL FRAUDE ELECTORAL EN 2019

La denuncia la inició la Fiscalía General del país de oficio el mismo día de la renuncia de Morales a la Presidencia del país, en la que denunció un golpe de Estado para impedir que asumiera un cuarto mandato consecutivo tras haber sido declarado vencedor en las elecciones de octubre de 2019, luego anuladas entre acusaciones de fraude electoral a su favor, que siempre ha negado.

La investigación se activó inicialmente contra los entonces vocales del Tribunal Supremo Electoral y tribunales departamentales y no fue hasta que cuatro meses después se incorporó a Morales en la acusación, por un pedido de ampliación que solicitó el expresidente y excandidato presidencial Carlos Mesa, quien quedó de segundo en ambas elecciones.

GENOCIDIO Y DELITOS CONTRA LA SALUD

Esta denuncia recientemente ha sido desestimada por la Fiscalía por defectos en los procedimientos.

Las acusaciones por supuesto genocidio, terrorismo, delitos contra la salud y otros fueron contra Morales, el ahora presidente electo Luis Arce, el vicepresidente electo David Choquehuanca y otros dirigentes del MAS a causa de las protestas sociales y bloqueos de caminos, cuando Bolivia atravesaba la peor etapa de la pandemia y que exigían la celebración inmediata de elecciones.

Esto sirvió también para que el Gobierno interino de Bolivia, a través de la Procuraduría del Estado, presentara una denuncia ante la Corte Penal Internacional contra Morales por "actos inhumanos" y la muerte de alrededor de cuarenta pacientes que no pudieron recibir atención médica mientras duraron las protestas.

ESTUPRO Y RELACIONES CON MENORES

Es uno de los procesos judiciales más polémicos presentados por el Ministerio de Justicia y que se enfoca en los tipos penales de supuesto estupro y trata y tráfico de personas.

La acusación se basa en uno de los casos en fotografías y mensajes de móvil con una menor que supuestamente presentaba un flujo migratorio no explicado a México y Argentina, países en los que estuvo Morales al dejar la Presidencia.

El otro caso corresponde a una relación con otra menor y el exmandatario y que se basó en la certificación de nacimiento del supuesto hijo de ese compromiso.

ECOCIDIO Y DAÑO AL MEDIO AMBIENTE

Esta acción la anunció el Gobierno interino en septiembre cuando Bolivia sufría, por segundo año consecutivo, incendios forestales en varias regiones.

La denuncia que se anunció fue la de un "juicio de responsabilidades" contra Morales y sus ministros por aprobar en su gestión un decreto que permitía las quemas con fines agrícolas y que el año pasado provocó la quema de alrededor de cinco millones de hectáreas con efectos sobre la fauna y flora.

Evo Morales tiene revisto retornar a Bolivia este 9 de noviembre, un día después de la posesión del presidente electo, Luis Arce.

El exmandatario hará su regreso a Bolivia por vía terrestre desde Argentina trasladándose por poblaciones de los departamentos de Potosí, Oruro y Cochabamba, hasta llegar a Chimoré el 11 de noviembre, de donde hace un año partió hacia México.

(c) Agencia EFE