Proceso de inhablitación al presidente de Perú fuera de discusión de Comisión especial legislativa

La Comisión del Congreso peruano encargada de debatir una acusación constitucional que pide inhabilitar al presidente izquierdista Pedro Castillo se reunió este viernes, sin abordar la imputación que tiene en vilo al país desde que se la anunció el miércoles.

Como estaba previsto en su agenda, debatió sobre dos denuncias, ambas contra la fiscal suprema Zoraida Avalos, a quien buscan suspender cinco años por omisión de funciones cuando se desempeñaba como Fiscal de la Nación (fiscal general) entre 2019 y marzo de este año.

La atención de la prensa, sin embargo, está puesta en el postergado debate y votación de la acusación contra Castillo, que pide inhabitarlo durante cinco años de cargos públicos por el presunto delito de traición a la patria al considerar que podría conceder una salida al mar a Bolivia.

El debate del informe contra Castillo, ya aprobado por una subcomisión parlamentaria de acusaciones constitucionales, debió iniciarse hace dos días pero se prolongó a pedido del mandatario, quien alegó tener que cumplir una diligencia judicial ese día.

Dicha decisión de la subcomisión abrió las puertas para el inicio de un proceso de juicio político, que puede culminar en el pleno del Congreso si la Comisión Permanente lo aprueba.

Este procedimiento del Parlamento se enmarca en el contexto de la aguda crisis política en Perú por recurrentes choques entre Ejecutivo y Legislativo, por lo cual una comisión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) llegará a Lima el 20 de noviembre para intentar tender puentes de diálogo entre ambos bloques.

La Comisión Permanente puede también decidir que el caso carece de bases sólidas y archivar la denuncia.

El informe se sustenta en una entrevista que brindó Castillo en enero a la cadena CNN en español, donde no descartó facilitar el acceso al mar de Bolivia si la población lo decidía a través de una consulta popular.

Castillo había manejado esa posiblidad de concesión antes de llegar a la presidencia en 2021. Tras la guerra del Pacífico (1879-1884), que enfrentó a Perú y Bolivia contra Chile, Perú perdió sus dos regiones más australes --Arica y Tarapacá-- y Bolivia su salida al mar.

El informe parlamentario sostiene que la declaración de Castillo "vulneraría mandatos constitucionales".

Sin embargo, algunos expertos consideran que carece de sustento jurídico intentar la inhabilitación presidencial por las declaraciones del presidente.

Castillo, que asumió en julio de 2021, ha superado dos intentos de destitución del Congreso y enfrenta una media docena de investigaciones fiscales por presunta corrupción.

ljc/es/et/llu