Problemas para Piqué en medio del escándalo de "Music sessions #53"

CIUDAD DE MÉXICO, enero 18 (EL UNIVERSAL).- Si bien, el ascenso de Shakira por su canción "Music sessions 53" sigue dando de qué hablar, las cosas se estarían complicando para su expareja Gerad Piqué, pues el deportista aparentemente fue notificado sobre un duro golpe para su empresa Kosmos que estaría relacionado con la ruptura de la colombiana.

Mientras que la música es elogiada por cientos de fanáticos tras exponer sus sentimientos al mundo, Piqué es criticado por burlarse de la canción y de la colombiana al portar un reloj Casio y manejar un automóvil Twingo, referencias que son utilizadas en la canción para comparar la antigua y nueva relación de Gerard con Clara Chía.

Sin embargo, el pleito de los últimos seis meses le estaría costando al español hasta los negocios.

Resulta que Jordi Martin, un periodista catalán que ha seguido de cerca la vida de ambas personalidades, reveló que Kosmos: empresa ligada al mundo del deporte, tuvo una ruptura, en términos económicos, con la Copa Davis que es una competición internacional organizada por la Federación Internacional de Tenis. Las empresas han estado asociadas por 5 años.

Pero la Federación puso un punto final señaló Jordi en un programa de televisión. La unión de ambas empresas suponía para Piqué un negocio millonario.

A pesar de la "separación" de las compañías, lo que llamó la atención de los medios españoles fue la conexión que Shakira tiene con el caso, ya que el exfutbolista logró el contrato a través de ella, puesto que aseguran presentó a Kosmos y a Rakuten Group.

El comunicador también explicó que el contrato multimillonario duraría 25 años pero le fue cortado por el escándalo.

"Este empresario le ha cortado el grito a Piqué, se le ha caído un contrato de miles de millones", dijo Martin.

Anteriormente, el grupo empresarial lanzó un comunicado en el que explicó: "Kosmos Tennis y la ITF no han llegado a un acuerdo para renegociar el modelo económico y tampoco sobre los derechos actuales y futuros pedidos por la ITF. Esos derechos, que han sido reducidos significativamente durante la pandemia, han variado a lo largo de los años de colaboración (entre Kosmos y la ITF)".