Otro problema para el vice: en el Senado no hay plata ni para papel higiénico

En la última semana, el Senado pasó por una situación que podría complicarle un poco más la estancia en la presidencia de la Cámara a Amado Boudou, de por sí incómodo ante el avance de la causa judicial por su intervención en la quiebra de la imprenta Ciccone. Al lado de ese proceso judicial, la falta de bidones de agua, de toallitas descartables y de papel higiénico en los despachos y baños del palacio legislativo podría sonar como una trivialidad. Sin embargo, el tema se agrava porque no es la primera vez que pasa y la situación ya empieza a irritar a varios senadores, que por el momento prefieren mantener sus quejas en sordina y no llevarlas al despacho del vice. De hecho, en el primer año de la gestión Boudou llegó a paralizarse por unas semanas el servicio de limpieza, lo que llevó a que personal de varios despachos contratara personal doméstico. La versión oficial para explicar la situación es que la entrega de los implementos se demoró por cuestiones burocráticas. Sin embargo, en el Senado crece el rumor de que el cuerpo está pasando por un momento de asfixia financiera producto del mayor gasto provocado por el ingreso de personal y de recategorizaciones que Boudou lleva adelante con la Asociación del Personal Legislativo (APL), que conduce Norberto Di Próspero.

Recambio

Luis Buonomo, con licencia médica

En medio de las preocupaciones por la salud de su madre, Cristina Kirchner recibió una baja importante en su equipo de colaboradores. Precisamente el jefe de la Unidad Médica Presidencial, Luis Buonomo, sufrió un preinfarto hace diez días y está en reposo obligado hasta su total recuperación. El médico que seguía a sol y a sombra a la jefa del Estado debió someterse a cinco stents y a partir de su recuperación buscará desempeñar funciones más tranquilas y menos expuestas. El dato se conoció cuando en los últimos días debió ser internada Ofelia Wilhelm, la madre de la Presidenta, en el Sanatorio Otamendi, debido a una fractura de cadera y a un tratamiento oncológico. Muchos funcionarios se preguntaron por la ausencia de Buonomo en ese operativo. Y entonces surgió la novedad. Por ese motivo, el cuerpo médico presidencial quedó a cargo de Marcelo Ballesteros, el otro profesional que también está permanentemente al lado de la mandataria y ya actuaba en reemplazo de Buonomo, sobre todo en los viajes que la Presidenta realiza al exterior.

De la mano de Tinelli

Insaurralde, el Oso Arturo y Jésica Cirio

Marcelo Tinelli le dio el viernes por la noche el puntapié inicial a la campaña del diputado Martín Insaurralde como gobernador de la provincia de Buenos Aires. El conductor lo invitó al piso en la última emisión de ShowMatch con la excusa de alentar a su novia, Jésica Cirio, que bailaba danza clásica esa noche. Pero el ex intendente de Lomas de Zamora, que quedó ubicado junto al Oso Arturo para las cámaras, recibió el espaldarazo del conductor, que sorpresivamente lo presentó como el futuro gobernador bonaerense. Fue en la misma noche en la que apareció en escena el imitador de Sergio Massa. Al parecer, al menos según lo que anunció Tinelli, Insaurralde también tendrá un actor que lo imite. Quien se meterá en su piel será Freddy Villarreal, que ya puso en escena a Daniel Scioli en el primer programa. "Marcelo tiene encuestas", disfrutan allegados a Insaurralde sobre el contundente mensaje del conductor para la campaña a la gobernación, el primero por el que hasta ahora se jugó de lleno Tinelli, cada vez más metido en la política nacional.

Gala diplomática

De Vido y Parrilli, en la fiesta de Paraguay

Se sabe que los kirchneristas no son adeptos a las fiestas de las embajadas. Pero esta vez la excepción se dio con Paraguay. El jueves pasado hubo dos presencias significativas del Gobierno en los festejos paraguayos por el día nacional en el Hotel Plaza: allí estaban el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el secretario presidencial, Oscar Parrilli. El ex presidente y actual embajador Duarte Frutos fue el anfitrión de la fiesta y se alegró cuando vio ingresar a los funcionarios. La llegada de De Vido y Parrilli a la fiesta de Paraguay coincide con la buena sintonía que la presidenta Cristina Kirchner y su par Horacio Cartes cultivaron últimamente al punto de que la jefa del Estado visitará Asunción en julio. De Vido fue uno de los artífices de un acuerdo para que Paraguay pague a la Argentina una deuda de más de US$ 8000 millones que tiene con por Yacyretá. En la recepción del Plaza se habló de este tema. No hubo casi referentes de la oposición. Sólo se vio al subsecretario de la Legislatura porteña Pablo Garzonio, que es amigo de Ernesto Sanz, y al jefe de la Policía Metropolitana, Horacio Jiménez.