¿Qué tan probable es que te caiga un rayo? Expertos responden a caso viral en México

Luego de que dos personas perdieran la vida en Michoacán por un rayo, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU disipa dudas

Hace unos días, un vídeo se volvió viral en las redes sociales. Se trató del momento en que dos personas que, caminaban en una playa del estado mexicano de Michoacán, fueron alcanzadas repentinamente por un relámpago.

Las condiciones adversas del clima provocaron que los bañistas salieran de inmediato de la costa de Aquila, una playa ubicada en la localidad de Maruata. Poco importaron las indicaciones de Protección Civil, pues el comerciante y la turista no pudieron salir antes, y al alcanzarlos el rayo, murieron.

Según el SMN (Servicio Meteorológico Nacional), los rayos o relámpagos están presentes durante las tormentas eléctricas, la mayoría de ellas se hacen presentes entre los meses de mayo y octubre en México.

Cabe mencionar que estas descargas eléctricas también se pueden hacer presentes aun cuando no hay lluvia. Estos se forman cuando la electricidad viaja entre estas cargas opuestas dentro, entre o en una nube; y su creación es poco conocida, pues se originan debido a la fricción de las partículas de hielo, agua y granizo.

Existen rayos o relámpagos que se forman de la nube a la tierra; de la nube al aire; intranube; y de nube a nube.

Tras estos hechos, la gente se ha preguntado qué tan probable es que a una persona le caiga un rayo, como ocurrió en ese vídeo viral. La respuesta la tienen los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU): “La probabilidad de que le caiga un rayo a una persona en un año es de 1 en 500.000; sin embargo, el riesgo podría aumentar si se realizan actividades al aire libre.

Los datos son realmente estremecedores. Según refiere el diario Milenio, los hombres tendrían cinco veces más posibilidades de que les caiga un rayo que a una mujer. Las víctimas mortales más comunes por este hecho son niños y adultos jóvenes de entre 15 y 34 años de edad, según el mismo organismo norteamericano.

La explicación científica a este hecho refiere que, una persona puede ser alcanzada por un rayo porque en la zona que se desarrolla el relámpago existe un denominado “objeto alto” que lo propicia. Los objetos de metal o el agua no atraen los rayos, pero una persona en un campo vacío o espacio abierto, sí es fácilmente una presa de los mismos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Datos asombrosos sobre la misteriosa tormenta eléctrica perpetua