Muchos prisioneros de guerra ucranianos y rusos son torturados, advierte la ONU

Muchos prisioneros de guerra capturados por las fuerzas rusas y ucranianas en el marco del conflicto en Ucrania son sometidos a tortura y malos tratos, incluidas las descargas eléctricas, alertó este martes la ONU.

"La prohibición de la tortura y los malos tratos es absoluta, incluso, de hecho sobre todo, en período de conflicto armado", declaró la responsable de la Misión de Vigilancia de los Derechos Humanos en Ucrania, Matilda Bogner, durante una videoconferencia desde Kiev.

La responsable recordó que ambos países son partes del Tercer Convenio de Ginebra, que establece el tratamiento de los prisioneros de guerra.

En los últimos meses, la misión entrevistó a 159 prisioneros de guerra (139 hombres y 20 mujeres) retenidos por Rusia y sus grupos armados afiliados y a 175 prisioneros de guerra (todos hombres) retenidos por Ucrania.

La ONU tuvo acceso a las instalaciones de internamiento de prisioneros de guerra controladas por el gobierno ucraniano, pero aún no ha recibido acceso confidencial a los prisioneros de guerra internados por Rusia y sus grupos armados afiliados.

La misión si pudo entrevistar a prisioneros de guerra ucranianos que fueron liberados.

Bogner explicó que los detenidos por las fuerzas rusas son torturados de forma casi "sistemática" y que los soldados rasos reciben un trato menos duro que los francotiradores o los encargados de la artillería.

"La gran mayoría" de las personas interrogadas que fueron capturadas por las fuerzas rusas dijeron haber sido torturados o víctimas de malos tratos, indicó Bogner.

El objetivo no fue exclusivamente obtener información, pero también "intimidarlos y humillarlos" de forma cotidiana.

A su llegada a los lugares de detención, varios prisioneros de guerra relataron a la ONU que sufrieron golpizas, ataques con perros y que fueron desnudados. También hay denuncias de violencia sexual.

"Los prisioneros de guerra relataron haber sido golpeados, con garrotes y con martillos de madera, haber recibido patadas y descargas eléctricas", efectuadas con pistolas, indicó Bogner.

La ONU también recibió "denuncias creíbles" de ejecuciones sumarias de prisioneros de guerra rusos capturados por las fuerzas ucranianas y varios casos de tortura y malos tratos.

"Documentamos casos de tortura y de malos tratos especialmente cuando las personas fueron capturadas (por Ucrania) o cuando fueron sometidas a un primer interrogatorio o transferidas a campos de tránsito o hacia lugares de detención", señaló Bogner.

Varios fueron apuñalados o recibieron descargas eléctricas de parte de los agentes de seguridad o de militares ucranianos.

apo/mis-pc-an/zm