Dan prisión preventiva al abuelo del menor que disparó en colegio

TORREÓN, Coah., enero 15 (EL UNIVERSAL).- Una juez de Control dictó la medida cautelar de prisión preventiva contra José Ángel "N", el abuelo del niño que asesinó a su maestra el viernes pasado en el Colegio Cervantes de esta ciudad, y quien es acusado por la fiscalía de Coahuila de su probable responsabilidad en la comisión de homicidio doloso por omisión.

El abuelo del menor es señalado como el propietario de las armas calibre .25 y .40 que usó el niño de sexto de primaria para matar a la maestra María Assaf Medina y con las que también hirió a seis personas antes de quitarse la vida.

José Ángel "N" permanecerá recluido por lo menos hasta el siguiente domingo, cuando se retome la audiencia inicial para determinar si es vinculado o no a proceso.

En la audiencia inicial de formulación de imputación celebrada ayer, en el juzgado de primera instancia en materia penal del Sistema Acusatorio Penal en Torreón, se presentaron alegatos para solicitar la duplicidad del término, misma que fue otorgada por la juez, quien dio un plazo máximo de 144 horas.

El lunes por la noche, el fiscal Gerardo Márquez Guevara refirió que en caso de encontrarse culpable, el abuelo podría ser sentenciado a hasta 35 años de prisión.

Aprueban Mochila Segura. Padres de familia de la ciudad de Torreón, Coahuila, ven positivo el operativo Mochila Segura que se implementó a raíz del tiroteo que ocurrió en el Colegio Cervantes.

"No se les vaya a hacer fácil", "Uno nunca sabe", "No es la solución, pero para mayor seguridad hay que hacerlo", comentaron algunos padres consultados por EL UNIVERSAL.

Evelyn, madre de dos niñas del Colegio Cervantes, señaló que incluso deberían poner un detector de metales en las puertas de entrada: "No se deberían oponer los padres de familia, sería necesario que lo instalaran [el detector]".

Rocío Valenzuela consideró que hoy en día se les ha quitado mucha autoridad a los profesores.

"Apenas regañan a nuestros hijos y ya queremos venir a pelearnos con la maestra", ejemplificó, y dijo estar a favor de la Mochila Segura.

La madre de familia aseguró que a raíz de lo acontecido el viernes el Colegio Cervantes, decidió revisarle constantemente la mochila y el celular a su hijo de 12 años, quien estudia la secundaria.

"Ya le cancelé el internet, le dije que le iba a checar la mochila saliendo de la escuela y cuando llegara. Uno debe estar más alerta".

Rocío opinó: "Si le damos amor a nuestros hijos, van a dar amor a los demás, y si ven violencia en casa, van a dar violencia afuera de casa.

"La mayoría de los padres debería estar a favor del operativo, es necesario para evitar una tragedia".

Abigaíl Maldonado comentó que está a favor de la revisión de mochilas porque representa la seguridad de su niña y niño —de seis y nueve años, respectivamente.

"Uno les checa la mochila, pero no sabemos si en el transcurso de la casa a la escuela lleguen a darles algo. Uno les checa la mochila, pero ya no sabemos después", opinó.

Platicó que a raíz del tiroteo del viernes pasado, ha tratado de platicar más con sus hijos, sentarse y preguntarles cómo les fue en la escuela, así como de sus amigos.

"Es seguridad en general, tanto para maestros, padres y alumnos", dijo Juan Morales, padre de una niña de la Escuela Emiliano Zapata.

Consideró que no importa si el operativo se da en pequeños de primaria, porque "uno nunca sabe".

Refirió que muchos padres no están al pendiente por las obligaciones y sus trabajos, y aunque reconoció que la revisión de mochilas no es la solución, "hay que hacerlo".

Hasta alumnos dijeron estar a favor del operativo.

"Hay mucha maldad", mencionó Fany, una alumna de la secundaria Elsa Hernández.

Platicó que en su institución educativa, desde el miércoles pasado les revisaron las mochilas. Sin embargo, Rodolfo Silva Rosales, presidente de la Unión Nacional de Colegios Particulares, consideró que el operativo Mochila Segura es un parche que no resuelve los problemas de violencia que existen.

"La aplicación de esta medida no previene la violencia ni protege a niñas, niños y adolescentes".

"El operativo atenta contra el derecho de la niñez a decidir sobre los asuntos que le afectan, a su intimidad, respeto y dignidad, de acuerdo con la Convención Internacional de los Derechos de los Niños", expuso Silva Rosales.

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme Solís, reconoció que el operativo no es la solución, pero que ha servido para encontrar drogas o armas punzocortantes: "Tenemos que profundizar e ir a las causas de la violencia".

Pero sin policías. Padres de familia de Nuevo León dijeron estar de acuerdo con la realización del programa Mochila Segura, pero sin la intervención de policías o de binomios caninos.

En Monterrey, capital de esta entidad, el 18 de enero de 2017 también se registró un ataque a balazos en el Colegio Americano del Noreste: un alumno de tercer grado disparó dentro del salón de clases contra su maestra y compañeros de grupo, y después atentó contra su vida.

Después del ataque, el adolescente de 15 años Federico "G" fue declarado con muerte cerebral. La profesora Cecilia Solís Flores falleció el 29 de marzo de ese año.

Comentó que la simple revisión de mochilas no termina con el problema, por lo que criticó que la respuesta de las autoridades sea reactivar un operativo que por décadas, dijo, no ha funcionado.

"La aplicación de esta medida no previene la violencia ni protege a niñas, niños y adolescentes.

"Se debe hacer un trabajo inmediato para la formación de las nuevas generaciones.

"El operativo atenta contra el derecho de la niñez a decidir sobre los asuntos que le afectan, a su intimidad, respeto y dignidad, de acuerdo con la Convención Internacional de los Derechos de los Niños", expuso Silva Rosales.

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme Solís, reconoció que el operativo no es la solución, pero que ha servido para encontrar drogas o armas punzocortantes: "Tenemos que profundizar e ir a las causas de la violencia".

Pero sin policías. Padres de familia de Nuevo León dijeron estar de acuerdo con la realización del programa Mochila Segura, pero sin la intervención de policías o de binomios caninos.

No obstante, consideraron que lo principal es que la revisión se lleve a cabo en casa y sobre todo que se brinde a los hijos una formación con valores como la honestidad y el respeto a los demás, para evitar casos de bullying o de violencia escolar.

La Secretaría de Educación señaló que el programa se mantiene de manera permanente, pero son los padres de familia y directivos de los planteles quienes acuerdan la periodicidad de las revisiones.

Padres y maestros señalaron que el programa Mochila Segura se lleva a cabo de manera sorpresiva y esporádica, porque sería inviable hacerlo diario. Y es que el lunes que se realizó en la Primaria Benito Juárez, de la colonia Zertuche, en Guadalupe, a los grupos de quinto y sexto, la revisión tardó de una hora y media a dos, y sólo se recogieron marcadores de texto "tóxicos" que pudieran ser utilizados para drogarse.

Ismael, quien tiene una niña de ocho y un niño de nueve años en la Primaria Alfonso Reyes, expresó que en este tiempo debe realizarse la operación Mochila Segura, incluso en primarias, porque los menores ya no son como antes: "Ya no juegan a nada, sólo ven cómo lastimarse, y en llevar a la práctica lo que ven en la televisión o en los videojuegos".