Prisión para dos exfuncionarios implicados en la compra de hospitales en Honduras

Agencia EFE
·2  min de lectura

Tegucigalpa, 15 abr (EFE).- Un tribunal de Tegucigalpa dictó este jueves "auto de formal procesamiento" y "prisión preventiva" contra dos exfuncionarios hondureños implicados en la compra irregular de dos hospitales móviles en Turquía para enfrentar la pandemia de covid-19 que desde marzo de 2020 afecta a Honduras.

Los exfuncionarios acusados son Marco Bográn y Alex Moraes, exdirector y exadministrador de la estatal Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), respectivamente.

Bográn y Moraes enfrentan auto de formal procesamiento por dos delitos de violación a los deberes de los funcionarios y dos de fraude en perjuicio de la administración pública, dijo a los periodistas el portavoz de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Silva.

Agregó que contra los acusados también se dictaron medidas que garanticen el desarrollo del proceso y los posibles medios de pruebas a presentar en la investigación.

Además, se han adoptado medidas para garantizar la presencia de los imputados por un posible daño jurídico, un peligro de fuga o posibilidades de abandonar el país, expresó Silva.

También indicó que si la defensa de los acusados no está de acuerdo con la decisión judicial, puede apelar con un recurso a la instancia correspondiente.

Entre marzo y abril de 2020 Bográn y Moraes compraron siete hospitales móviles "de manera directa y fraudulenta", con Axel Gamaliel López (guatemalteco), representante Legal de HospitalMoviles.com y ELMED Medical Systems INC, pagando de manera anticipada el cien por ciento del precio", 47,5 millones de dólares, según el Ministerio Público.

De los siete hospitales móviles, que llegaron entre julio y noviembre de 2020, algunos con equipos vencidos o usados, según fuentes oficiales, solamente dos están funcionando, uno en Tegucigalpa, la capital hondureña, y otro en San Pedro Sula, norte del país centroamericano.

Según el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), en la compra de los siete nosocomios móviles hubo corrupción, y con lo que se pagó por ellos se pudieron construir varios hospitales en el país o comprar las vacunas que necesitan los hondureños ante la pandemia de covid-19.

El proceso de vacunación en Honduras, país con 9,5 millones de habitantes, va muy lento, con apenas unas 50.000 personas inoculadas, de las que 48.000 solamente han recibido una de las dos dosis que deben recibir.

La pandemia ha dejado en Honduras en más de un año alrededor de 5.000 muertos y 200.000 contagiados, además de tener una alta incidencia decesos y enfermos en 2021.

Bográn y Moraes fueron remitidos a una unidad militar cercana a Tegucigalpa, ante el riesgo de que puedan sufrir un atentado en las celdas de la Penitenciaría Nacional.

(c) Agencia EFE