En prisión por "desobediencia" el rapero cubano Maykel Osorbo, de Patria y vida

·2  min de lectura

La Habana, 25 may (EFE).- El rapero y disidente cubano Maykel Castillo (Osorbo), cointérprete del videoclip viral "Patria y vida", se encuentra en prisión provisional en La Habana acusado de "desobediencia, resistencia y desacato", informó este martes la organización de abogados activistas Cubalex.

El Tribunal Provincial Popular de La Habana confirmó que abrió instrucción contra el cantante por estos tres delitos tras denegar el recurso de hábeas corpus presentado por sus representantes legales, según el comunicado de esta ONG fundada en Cuba en 2017 y actualmente con sede en Estados Unidos.

Por estos cargos, indicó Cubalex, se le decretó "la medida cautelar de prisión provisional", si bien el Tribunal no reveló en qué cárcel se encuentra recluido.

El cantante y activista ha estado sometido a un intenso cerco policial en las últimas semanas, siendo arrestado sin motivo aparente en varias ocasiones, según denunciaron sus allegados, y con patrullas apostadas frente al lugar donde se alojaba en la Habana Vieja, tal y como ha podido corroborar Efe.

Osorbo, de 37 años, es cointérprete junto a Yotuel Romero, Gente de Zona, Descemer Bueno y El Funky de "Patria y vida", un videoclip crítico con el Gobierno cubano que superó los cinco millones de visualizaciones en Youtube y se ha convertido en un himno para la disidencia dentro y fuera de la isla.

De los cantantes de "Patria y vida" solo Maykel Osorbo y El Funky residen en Cuba. En el caso de El Funky (Eliécer Márquez), las autoridades también le denegaron el recurso de habeas corpus y le han sometido a prisión domiciliaria, señaló Cubalex.

Activistas y organizaciones de derechos humanos han denunciado en los últimos meses un aumento de la represión del Gobierno cubano a disidentes, especialmente a los vinculados al mundo del arte y el espectáculo, que aseguran sufrir habitualmente detenciones, encarcelamientos y arrestos domiciliarios.

El caso más sonado estos días es el del artista Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro (MSI), al que también pertenece Osorbo.

Otero se encuentra aislado e incomunicado en un hospital desde hace tres semanas, por lo que activistas y allegados han denunciado su "secuestro" por parte de las autoridades.

Varias entidades e instituciones han denunciado la situación o expresado preocupación, entre ellas Amnistía Internacional -que nombró preso de conciencia a Otero Alcántara-, Human Rights Watch, el Gobierno de Estados Unidos y el Parlamento Europeo.

El Gobierno cubano, por su parte, acusa a todas las voces críticas de ser agentes a sueldo de Estados Unidos que buscan subvertir el orden público y derrocar el sistema socialista de partido único vigente en la isla desde hace más de sesenta años.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.