Prioridad es atender a víctimas; delitos federales bajaron en 2019: FGR

Por Elizabeth Rodríguez Mora

México, 29 Ene (Notimex).- El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, destacó que la atención y procuración de justicia para las víctimas es una prioridad para esta institución del Estado mexicano, y destacó que en 2019 se logró reducir el índice de los delitos federales en 13 por ciento.

Al reunirse con los senadores de la fracción de Morena que coordina Ricardo Monreal Ávila, con motivo de plenaria para preparar su agenda legislativa, añadió que no se descuidarán el debido respeto y los Derechos Humanos.

"Este es un país de víctimas, a los que tenemos que defender es a las víctimas, nuestra prioridad debe de ser con las víctimas, no vamos, por eso, a descuidar el debido respeto, los Derechos Humanos, todos los elementos que cualquier ser humano merece, pero nuestra prioridad son las víctimas y de esa prioridad este grupo tan enorme de personas que no tienen quién los defienda".

Dijo que lo fundamental en la justicia y en la procuración de justicia es la reparación del daño, por lo que "estamos propugnando para que la reparación del daño sea inmediata y para que inclusive el Estado pueda coadyuvar en eso, la percepción de la injusticia y de la impunidad va a cambiar en el país".

Ante los senadores planteó la necesidad de impulsar dos reformas en materia de procuración de justicia, como son la Ley de Justicia Cívica y la creación del Código Penal Único que tiene para homologar y tipificar los delitos.

"Para nosotros es tan importante que exista una ley que prevenga y que contenga el delito antes de que comience a crecer y que se haga inmanejable, que detenga el delito antes de que las calles y las ciudades se conviertan en territorio en que ya no hay gobernabilidad", subrayó.

También informó que en 2019 se logró reducir el índice de los delitos federales en 13 por ciento, y que estos datos se han entregado al Instituto Nacional de Estadística y Geografía, además el gobierno de la República los consideró válidos y "dignos de crédito".​

Subrayó que esta información se debe tomar en el contexto de que solamente siete por ciento de los delitos que se comenten en el país son de carácter federal, el otro 93 es de orden común.​

Sin embargo, destacó que en ese siete por ciento, que le toca a la Fiscalía "se logró tener esta situación que ha cambiado la dinámica y los resultados", y apuntó que esa disminución se obtuvo "por un criterio que ha sido muy positivo".​

Recordó que se parte de un fenómeno delictivo de 33 millones de delitos al año, donde 99 por ciento de ellos quedan impunes, y añadió que el 70 por ciento de los crímenes que se cometen están vinculados con el robo de cantidades muy modestas.

"El impacto más brutal de la inseguridad lo sufren los que menos se pueden defender", dijo y reiteró que es fundamental establecer una ley de justicia cívica y homologar los tipos penales. Aseguró que se debe comenzar por abajo y entender que el fenómeno delictivo surge en la esencia de la vida cotidiana.​

Indicó que la FGR realizó un diagnóstico del funcionamiento de la institución, donde se encontró que a nivel local las víctimas sufren en todo el país, debido a la atención que se da a un denunciante o querellante cuando llegan ante el Ministerio Público, incluso reconoció que es una situación que revictimiza a la mayor parte de quienes denuncian.​

Ante esa situación, dijo que para la Fiscalía el primer interés era atender esa gran mayoría de denunciantes que no tiene voz ni quien la defienda. "Nos dedicamos a tratar de resolver este asunto y dar atención directa a la víctima", resaltó.

En este sentido, comentó, se hizo el mayor esfuerzo a través de un sistema de evaluación de resultados y un trabajo constante de vigilancia, creando una ventanilla única para que no hubiera distintos caminos para llegar a obtener algún procedimiento de carácter penal. ​

Agregó que este cambio se debe a que en el momento en que la procuración de justicia atiende realmente al denunciante se reduce la impunidad.

"Es un resultado extraordinario, avalado por instituciones y sistemas de evaluación independientes a nosotros. Nos dicen que ese es el camino.

"No se trata únicamente de atacar las partes más sensibles de la corrupción al nivel más alto nivel, sino que fundamentalmente es la atención a las personas que diario van ante el Ministerio Público", concluyó.

-Fin de nota-

 

NTX/ERM/MMH