Cornejo seguirá al frente de la UCR y aceptó que Negri maneje el bloque de diputados

Laura Serra

El gobernador de Mendoza y futuro diputado nacional acordó su continuidad en una charla con el jujeño Gerardo Morales

Después de varias semanas de disputas internas, ayer hubo fumata blanca en el radicalismo. Durante una reunión cumbre entre los mandatarios provinciales Alfredo Cornejo y Gerardo Morales, dos de los principales caciques del partido, se resolvió que Cornejo, actual gobernador de Mendoza y futuro diputado nacional, continuará al frente del partido, mientras que Mario Negri (Córdoba) y Luis Naidenoff (Formosa) se mantendrán en las jefaturas de los bloques de la UCR en la Cámara de Diputados y en el Senado, respectivamente.

Cornejo y Morales, gobernador de Jujuy, habían mantenido un fuerte entredicho hace dos semanas por sus diferencias respecto de la conducción del partido. El mendocino aspiraba a manejar las riendas del bloque de diputados radicales a partir del 10 de diciembre, y no le seducía demasiado la oferta, propiciada por Morales, de continuar al frente del radicalismo, cargo que ocupa desde 2017.

Incluso, en ese momento la discusión casi termina a las trompadas, pero gracias a los buenos auspicios de Ernesto Sanz y de Ángel Rozas, ayer por la mañana volvieron a encontrarse para acercar posiciones.

Desayuno de por medio y en un tono más calmo, Cornejo y Morales llegaron a un acuerdo. El mendocino, que debió admitir que no reunía los votos suficientes entre los diputados radicales para doblegar a Negri, aceptó finalmente la propuesta de Morales de continuar al frente del radicalismo.

Su mandato vence el 19 del mes próximo, pero no habría apuro para resolver el resto del nuevo organigrama del Comité Nacional.

Lo cierto es que Cornejo pretende imponer una nueva impronta al partido: según trascendió, impulsará que una mujer -aún no está definido el nombre- ocupe la vicepresidencia, al tiempo que propiciará el ingreso de Enrique "Coti" Nosiglia al Comité Nacional como uno de sus secretarios. Morales, en tanto, sería ungido secretario general del partido.

Asimismo, el gobernador Cornejo logró que la vicepresidencia del Senado recaiga en el flamante senador por la Capital, Martín Lousteau. Respecto de la continuidad de Naidenoff al frente del bloque de la UCR, todos la dan por descontada, aunque siguen las escaramuzas con el mendocino Julio Cobos, quien pretende reemplazar al formoseño en ese cargo.

Más allá de los detalles por ultimar, lo cierto es que Morales y Cornejo salieron satisfechos de la reunión.

"Fue un buen encuentro porque se acordaron tres objetivos clave: el primero, la unidad del radicalismo; segundo, la unidad de Juntos por el Cambio; y tercero, la necesidad de articular una oposición bien plantada frente al gobierno que viene", comentó a LA NACION uno de los testigos del encuentro.

Confirman a Negri

Posterior a la reunión entre Cornejo y Morales, los diputados radicales, reunidos en bloque, confirmaron anoche sus autoridades. Allí, Negri fue proclamado jefe de la bancada por unanimidad de sus pares. "Logramos profundizar las coincidencias y la unidad", señaló Negri ,al finalizar la reunión. "Tenemos un bloque unido y totalmente integrado", agregó.

"El desafío que tenemos es muy grande, vamos a tener una Cámara de Diputados como hacía mucho no se veía, con dos grandes bloques que reúnen casi el 90% del total de los integrantes del cuerpo. Por eso es fundamental la tarea que vamos a tener durante el próximo año", finalizó Negri.

El legislador cordobés, que hoy preside el interbloque de Juntos por el Cambio, también continuaría en ese cargo después del 10 de diciembre próximo.

"Es el dirigente que mejor puede conducir este conjunto de diputados de Pro, de la UCR y de la Coalición Cívica, ahora en la oposición. Tiene experiencia y es reconocido por todos", anticiparon en el entorno del diputado cordobés.

Si bien primó el consenso en la definición de las nuevas autoridades, hubo un momento durante la reunión del bloque en que el clima súbitamente se oscureció. Ocurrió cuando el grupo de diputados que responde a Cornejo insistió en que se suscriban con claridad las reglas de juego para el reparto de las autoridades de comisión; según el acuerdo alcanzado, a este sector le corresponderá un tercio de esos cargos. A manera de presión, los porteños Emiliano Yacobitti, Dolores Martínez y Carla Carrizo se retiraron de la reunión, ofuscados. Finalmente la sangre no llegó al río. "Los acuerdos se van a respetar", enfatizaron en el entorno de Negri y de Cornejo.