Los principales clientes del Boeing 737 MAX reflejan cautela en los pedidos en medio de la pandemia

Por Conor Humphries y Tracy Rucinski
·2  min de lectura
Dozens of grounded Boeing 737 MAX aircraft are seen parked at Grant County International Airport in Moses Lake

Los principales clientes del Boeing 737 MAX reflejan cautela en los pedidos en medio de la pandemia

Dozens of grounded Boeing 737 MAX aircraft are seen parked at Grant County International Airport in Moses Lake

Por Conor Humphries y Tracy Rucinski

DUBLÍN/CHICAGO, 20 nov (Reuters) - Un día después de que Boeing Co. recibiera la aprobación para que su 737 MAX volara de nuevo tras 20 meses inmovilizado, sus dos mayores clientes de EEUU y Europa pidieron precaución a la hora de hacer pedidos ante la incertidumbre causada por la pandemia.

La compañía aérea estadounidense Southwest Airlines, el mayor cliente de Boeing en todo el mundo, dijo esta semana que sólo necesitará nuevos aviones MAX para reemplazar los aviones que está retirando y que no aumentará su flota. La aerolínea, de hecho, apuntó a la posibilidad de reducir su número de aviones por la pandemia.

"Si la demanda va a continuar cayendo, podemos retirar aparatos y no tener que tomar nuevos como reemplazo", dijo a los periodistas el CEO de Southwest, Gary Kelly.

El 737 MAX dejó de volar en marzo de 2019, después de dos accidentes mortales. Por aquel entonces las compañías aéreas cancelaban vuelos porque no tenían suficientes aviones para satisfacer la fuerte demanda de viajes.

Ahora muchas de esas compañías dejan en tierra sus naves, o incluso quiebran, debido a la pandemia, lo que supone todo un desafío para Boeing, que busca compradores para sus 737 MAX ya construidos.

Un alto ejecutivo del mayor cliente europeo de Boeing, la aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair, dijo el jueves que no están actualmente pensando en pedidos adicionales, aunque la empresa podría comprar más si los precios caen.

Estados Unidos levantó el miércoles la prohibición de vuelo de 20 meses que pesaba sobre los MAX y se espera que los reguladores europeos sigan el ejemplo. Norwegian Air Shuttle, otro gran cliente de MAX, pidió esta semana a Irlanda el concurso de acreedores.

(Información de Conor Humphries y Tracy Rucinski; editado por Edmund Blair y Nick Zieminski; traducción de Jorge Martínez)