Los principales bancos chinos muestran las heridas de la crisis del sector inmobiliario

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El logo del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) aparece en la entrada de su sucursal en Pekín, China

PEKÍN/SHANGHÁI, 30 ago (Reuters) - Cinco de los mayores bancos de China mostraron las heridas de la actual crisis del sector inmobiliario, con un aumento de las deudas incobrables vinculadas a los bienes raíces en el primer semestre del año, aunque registraron beneficios modestos en el contexto de una desaceleración económica.

Los resultados del primer semestre se producen después que la segunda economía del mundo evitara por poco la contracción en el segundo trimestre, ya que los confinamientos generalizados por el COVID-19 y la caída del sector inmobiliario dañaron gravemente la confianza de los consumidores y las empresas.

China Construction Bank Corp (CCB) y Bank of China Ltd (BoC) informaron el martes, en registros bursátiles, de un aumento del 68% y el 20% de la deuda inmobiliaria incobrable en el primer semestre de este año.

Por su parte, el mayor banco comercial del mundo por activos, Industrial and Commercial Bank of China Ltd (ICBC), registró un aumento del 15% en deuda morosa del sector inmobiliario durante el mismo periodo.

"Afectado por la epidemia y la presión a la baja sobre la economía, el entorno operativo actual de los bancos es complejo y sombrío", dijo el vicepresidente Wang Jingwu del ICBC en una rueda de prensa tras la publicación de los resultados.

"Es difícil operar para algunos sectores y clientes muy afectados por la epidemia y el ciclo económico", añadió Wang.

El ICBC, el BoC y el CCB son los últimos bancos que han informado de un aumento de la morosidad en el sector inmobiliario, en medio de un primer semestre sombrío en el que el aumento de los impagos de las promotoras paralizó los proyectos de viviendas, lo que provocó el boicot de las hipotecas.

El Bank of Communications (BoCom) y el Agricultural Bank of China Ltd (AgBank) advirtieron de la cautela y de los niveles de morosidad.

Harry Hu, director senior de S&P Global Ratings, estima que la tasa de morosidad de los bancos chinos en el sector de las promotoras inmobiliarias aumentará alrededor del 5,5% al 5,6% a finales de año, frente a una tasa de morosidad del 2,6% en todo el sector a finales de 2021.

Los impagos hipotecarios "no son sólo un problema de estabilidad social, sino también un potencial problema de estabilidad financiera, porque las hipotecas suelen ser activos de buena calidad de los bancos", dijo Hu.

Y los analistas advierten que es más probable que el flujo del mercado inmobiliario perjudique a los bancos más pequeños.

"Los bancos regionales concentrados en esos mercados locales están más expuestos al impacto de un descenso de los precios de la vivienda superior a la media", dijo Nicholas Zhu, analista bancario de Moody's.

"Esto podría aumentar la relación préstamo-valor de la cartera de préstamos inmobiliarios de los bancos regionales, lo que supone un debilitamiento de la colateralización de los préstamos inmobiliarios y, por tanto, un mayor riesgo patrimonial".

A pesar de los préstamos incobrables en el sector inmobiliario, de los cinco bancos, sólo el BoC registró un ligero aumento de los ratios generales de morosidad, ya que la morosidad en otros sectores se ralentizó o se mantuvo estable para los entidades crediticias.

Además, las cinco entidades declararon un aumento de los beneficios netos de entre el 4,9% y el 6,3% en el primer semestre en comparación con el año anterior.

BoCom, AgBank, ICBC y CCB registraron una caída de los márgenes de intereses netos, un indicador clave de la rentabilidad bancaria, y los bancos y analistas prevén que el margen de intereses netos seguirá cayendo.

Los beneficios de los bancos chinos seguirán sufriendo una presión a la baja, ya que la caída del tipo de interés de los préstamos este año mermó los ingresos por intereses de los bancos, dijo Hu.

(1 dólar estadounidense = 6,9100 yuanes chinos)

(Información de Engen Tham y Ziyi Tang; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)