Principal acusado por atentados en Bruselas denuncia un proceso "injusto"

·3  min de lectura

El francés Salah Abdeslam, principal acusado por los atentados que dejaron 32 muertos en Bruselas en 2016, denunció este lunes un proceso "injusto" y se negó a comparecer en la jornada inaugural del megajucio en su contra.

Abdeslam, de 32 años y ya condenado a cadena perpetua en Francia por los atentados de noviembre de 2015 en París, es acusado junto otros nueve yihadistas (uno de ellos, dado por muerto en Siria, es juzgado en ausencia) por los ataques en la capital belga.

"El modo en que nos están tratando es injusto", le dijo Abdeslam al presidente del tribunal, abandonando el banquillo de los acusados unos minutos después del inicio de la primera vista del juicio, que durará al menos ocho meses.

La queja de Abdeslam se concentraba en las condiciones de su comparecencia y las de los otros acusados ante el tribunal, en cajas cerradas de vidrio, en un dispositivo de seguridad que los mantiene lejos de sus abogados y limita la comunicación entre ellos.

- "Como perros" -

"Aquí somos como perros", gritó a su vez el tunecino Sofien Ayari, mientras golpeaba con el puño la pared de su caja blindada, constató la AFP en el tribunal.

Aunque inicialmente había expresado su deseo de quedarse, Abdeslam -de barba rala y camisera polo a rayas azules y blancas. cambió de opinión cuando vio que Mohamed Abrini, Ayari y otros coacusados eran escoltados fuera de sus cubículos.

"La mayoría de los imputados no quieren comparecer, yo también me uniré a ellos" en las celdas del edificio de justicia, agregó el principal acusado.

Solo tres de los presuntos yihadistas procesados aceptaron quedarse en la sala del tribunal.

En la mañana del 22 de marzo de 2016, dos yihadistas se inmolaron en el principal aeropuerto internacional de Bruselas, Zaventem, y un tercero hizo lo mismo en una céntrica estación del tren subterráneo.

Los estallidos dejaron un saldo de 32 personas muertas y unos 340 heridos.

Entre los acusados se destaca también Abrini, conocido como "el hombre del sombrero" y famoso porque ese día abandonó su equipaje con explosivos en el aeropuerto y huyó.

Stanislas Eskenazi, abogado de Abrini, pidió a la presidencia del tribunal que los cubículos montados para los acusados sean demolidos o retirados.

- Cubículos en cuestión -

"Señora presidenta [del tribunal], No podemos tener un juicio en estas condiciones, no tolere esto. Usted tiene el poder para hacer que esto sea desmontado".

En esta fase inicial del proceso, la fiscalía identificó 960 demandantes civiles, todos ellos heridos o familiares de víctimas que reclaman compensación por daños.

La investigación reveló rápidamente, en particular gracias a un ordenador encontrado en un cubo de basura, que los autores de los atentados en Bruselas estaban vinculados a los responsables por los ataques que dejaron 130 muertos en París y Saint-Denis.

Las investigaciones revelaron que esa célula (que revindicó los atentados a nombre del grupo radical Estado Islámico) se formó en gran parte en territorio belga.

La audiencia inicial de este lunes había sido reservada para dirimir puntos de procedimiento, y en particular fijar el orden de comparecencia de los testigos que se sucederán.

Se trata del mayor juicio ya realizado frente a un jurado belga. El tribunal fue instalado en una antigua sede de la alianza militar de la OTAN convertida en un complejo judicial de alta seguridad.

Después de la audiencia preliminar del lunes, el tribunal se reunirá nuevamente el 10 de octubre para elegir 12 miembros del jurado y 24 posibles sustitutos.

Las audiencias probatorias comenzarán el 13 de octubre y durarán al menos hasta junio del próximo año.

mad/ahg/zm