La princesa Leonor de España recicla vestido en su primer evento sola

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 30 (EL UNIVERSAL).- No cabe duda que la princesa heredera, Leonor de Borbón, se robó toda la atención de su pueblo en su primer acto oficial en solitario. Sencilla y con un aire de timidez, la Princesa, hija del rey Felipe de España y la reina consorte Letizia, presidió el acto de conmemoración del 30 aniversario del Instituto Cervantes, por petición clara de su papá.

Y, para sorpresa de muchos, la heredera, de 15 años, no quiso estrenar atuendo y acudió a tan importante evento con una prenda que ya se le había visto en otra ceremonia y que, por cierto, fue muy aplaudida. Leonor de Borbón recuperó un vestido delicado y romántico confeccionado con tres holanes, manga estilo farol y un delgado listón amarrado en el cuello que se asocia con el feminismo, pues se dice que se creó como una manera de protesta que sustituía la corbata masculina en el ámbito laboral. ¿La marca? Poète.

De igual manera, la princesa de Asturias se decantó por el mismo modelo de zapatos que llevó en aquella ocasión para la entrega de los premios Princesa de Asturias 2020 en el Hotel de la Reconquista: unas ballerinas con tacón delgado y pequeño en color negro de la firma Pretty Ballerinas, cuyo costo no supera los 200 euros (aproximadamente 4 mil 800 pesos mexicanos).

Este look fue muy aplaudido cuando Leonor se presentó con su familia en la ceremonia oficial de los premios Princesa de Asturias del año pasado, pues era la segunda vez que la veíamos con sus primeros tacones en un evento oficial.

Es probable que la Princesa haya preferido no estrenar ropa para no desviar la atención de lo que era importante, pues tanto ella como su hermana, la infanta Sofía, se han convertido en unas miniroyals cuyo estilismo ha sido replicado por miles de jovencitas en Europa.