La princesa Charlotte rompe en llanto en el funeral de Isabel II

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 19 (EL UNIVERSAL).- La princesa Carlota de Gales, de apenas 7 años, y su hermano mayor, el príncipe George, acudieron al funeral de su amada bisabuelita Isabel II que se llevó a cabo en la Abadía de Westminster este lunes 19 de septiembre. La segunda hija de los príncipes de Gales, William y Kate Middleton, asistió vestida totalmente de negro y con su primera joya: una herradura de caballo que le regaló 'Gan Gan', como le decía de cariño a la fallecida monarca.

Isabel II tenía una gran colección de broches (o prendedores) de casi todo tipo de piedras preciosas y perlas, muchos de ellos con gran significado sentimental.

La pequeña niña que será el principal apoyo de su hermano George cuando se convierta en rey, luego de su papá, el príncipe William, no logró contener la tristeza por la muerte de su abuelita y, en el momento menos esperado, rompió en llanto mientras su mamá, Catalina de Gales, trataba de consolarla.

De acuerdo con reportes de la prensa inglesa, los asistentes al funeral que se percataron del llanto de la dulce niña trataron de consolarla y otros quedaron devastados.

Charlotte, princesa del Reino Unido, había permanecido seria y concentrada durante todo en funeral de su querida 'Gan Gan', pero el llanto llegó cuando los guardias bajaron el ataúd al coche fúnebre en Wellington Arch que tomaría camino rumbo a Windsor.

La princesa Charlotte vistió un abrigo negro de lana de la marca Ancar el cual acompañó con unas balerinas de charol del mismo color de la marca Manuela de Juan.