Princesa Amalia: seguirá en prisión un hombre que amenazó gravemente a la hija de Máxima

LA NACION
·3  min de lectura

La princesa Amalia, hija mayor de Máxima Zorreguieta y Guillermo y heredera del trono de Holanda, estuvo en boca de todos a causa de la portada de la revista Caras, que hizo eje en su apariencia y despertó la indignación de múltiples sectores de la sociedad.

Pero la joven, de 16 años, hoy vuelve a ser noticia por otro caso del que ella fue víctima. Se conoció que un hombre, que en enero la amenazó gravemente y le envió mensajes de odio a través de la red Instagram, y que estaba detenido desde entonces, continuará en prisión hasta que los peritos establezcan su estado psicológico.

Identificado por la prensa Holandesa como Wouter G. de la ciudad de Zwolle, este hombre, de 31 años, con antecedentes militares envió una serie de mensajes amenazantes, intimidatorios y de odio a la princesa Amalia entre el 9 y el 14 de enero, a través de su cuenta de Instagram.

"Mi odio por ti está creciendo todo el tiempo", escribió el hombre en uno de los mensajes que envió a la princesa. También describió las acciones sexuales que le haría a la adolescente, le aconsejó que se comprara un arma y le dijo que la iría a buscar a su colegio y a la celebración de El día del Rey.

"Sí, niña. No hay escapatoria", le expresó a modo de amenaza, según consigna el medio holandés Story.

Además, este hombre también amenazó de muerte a un amigo de Amalia, de nombre Brent. "Voy a hacerte sollozar por Brent", escribió. Y luego: "Estoy ahorrando para un arma. Saldré de una alcantarilla para dispararle a alguien ".

El hombre fue detenido en la misma semana en que envió las amenazas. Los mensajes fueron el material utilizado para aprehender a Wouter G., que reconoció haberlos enviado, pero dijo que los había borrado luego. También le dijo al tribunal que él se veía a sí mismo como un loco.

En una de sus declaraciones ante la justicia, el acusado de las amenazas, que de acuerdo al medio Times de Holanda sufre de esquizofrenia, dijo que había enviado los textos porque después de tomar unas cervezas había decidido "perseguir a la princesa".

Se supo también que Wouter G. tenía una causa similar por amenazas a su propia hermana, en el año 2015. Su abogado, Joni Eliya, trató de convencer al tribunal de que, en el caso de Amalia, los mensajes no deberían "tomarse en serio", y dijo que los había eliminado poco después de enviarlos. Intenta así convencer a los jueces de que su defendido no fue responsable de los mensajes, a causa de su estado mental.

Precisamente para discernir cuál es en verdad el estado psicológico del acusado, estaba previsto que en el día de hoy se le hicieran una serie de estudios en el Centro de Salud Mental Pieter Baan, ubicado en la ciudad de Almere.

Estas pericias estaban planificadas para realizarse a partir de hoy, pero con las complicaciones por la pandemia de coronavirus, se postergaron para más adelante. Los jueces no están dispuestos a soltar a Wouter G. hasta tanto no se sepa más sobre su estado mental. "Es imperativo que sepamos más sobre su responsabilidad", sentenció el juez de la causa, de acuerdo a lo que consigna el medio local De Stentor.

El fiscal de la causa solicitó que Wouter G. permanezca detenido al menos hasta el próximo 20 de octubre, algo que el tribunal está evaluando seriamente. Por lo pronto, hasta no tener los resultados de sus exámenes psicológicos, el hombre que amenazó gravemente a Amalia permanecerá en prisión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

(VIDEO) Nubia e hijos: la familia campesina colombiana que conquistó YouTube en plena pandemia



Las burlas de Don Francisco que hacían llorar a Lili Estefan tras las bambalinas

La foto de Eiza González que provoca críticas en redes sociales y que se vio obligada a borrar

Una reportera descubre que tiene cáncer cuando una televidente le advierte por email de un bulto en la garganta