PRIMICIA: El (frío) reencuentro entre Irina Shayk y Bradley Cooper en Ibiza por su hija Lea

La historia de amor entre Irina Shayk y Bradley Cooper llegó a su fin el pasado mes de junio y aunque la pareja vive su primer verano separados, siempre les unirá su hija Lea, de dos años. La pequeña ha sido el motivo por el que el actor y la modelo se han visto en el aeropuerto de Ibiza en un reecuentro más bien frío y aséptico, en el que sin apenas intercambiar palabra la rusa le entregaba la niña a su padre en el control de pasaportes para después dirigirse cada uno a su jet privado y poner rumbo, Bradley a Los Ángeles con Lea, e Irina a Milán, donde tal vez continúe con sus vacaciones.

VER GALERÍA

PRIMICIA: El (frío) reencuentro entre Irina Shayk y Bradley Cooper en Ibiza por su hija Lea

VER GALERÍA

PRIMICIA: El (frío) reencuentro entre Irina Shayk y Bradley Cooper en Ibiza por su hija Lea

En estas imágenes en primicia vemos a Bradley, que llegaba acompañado de su amigo, el actor Sean Penn y su novia, con la niña en brazos antes de subir a su avión privado. El protagonista de Ha nacido una estrella, llegaba a la isla pitiusa en torno a las 8 de la mañana, donde aprovechan para repostar hasta la llegada de Irina aproximadamente una hora más tarde, cuanod se produce el encuentro en el aeropuerto. Tras recoger a la pequeña, suben por la escalerilla para poner rumbo a California. Lea regresa así a casa tras 15 días con su madre y unos amigos en Ibiza, donde la hemos visto pasárselo en grande en una embarcación en la que descubrió que le divertía más refrescarse con una manguera que sumergirse en el mar, aunque se ataviada con un divertido flotador. 

VER GALERÍA

PRIMICIA: El (frío) reencuentro entre Irina Shayk y Bradley Cooper en Ibiza por su hija Lea

Desde su ruptura, el actor se ha mostrado triste y abatido en algunas de las imagenes que lograban captar las cámaras. Sin embargo, si alguien es capaz de sacarle una sonrisa en estos complicados momentos esa es su hija, con la que le hemos visto pletórico en una de sus visitas. "Por el bien de Lea, siguen pasando tiempo juntos en familia. Bradley es un gran padre. Siempre ha estado muy involucrado con su hija", aseguró una fuente cercana a la revista People. Y es que tanto para el actor como para la modelo su hija es lo primero y solo quieren lo mejor para ella. "Está claro que tienen los mismos objetivos. Quieren que viva una vida normal, que esté rodeada de amigos y se divierta jugando. Los dos son padres maravillosos", añadió. 

Por su parte Irina, también parece refugiarse en Lea para superar la separación. A pesar de sus muchos compromisos laborales, en estos tres meses la hemos visto en innumerables ocasiones disfrutando de su compañía y regalándonos imágenes de lo más entrañables: jugando en el parque, tirándose por el tobogán, correteando, paseando por la Gran Manzana con looks similares y ahora navegando por Ibiza. Además, Irina también ha pasado tiempo con su madre, Olga Shaykhlislamova, que está siendo uno de sus grandes apoyos en estos momentos.