Las primeras vacunas, 4.000 dosis de Sputnik V, llegan el jueves a Paraguay

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 16 feb (EFE).- Paraguay contará con sus primeras vacunas contra el coronavirus el jueves, unas 4.000 dosis de fabricación rusa (Sputnik V) que serán destinadas al personal sanitario, informó este martes el ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

La remesa es parte del millón de vacunas Sputnik V, cuya llegada el ministro había anunciado para este mes, a complementarse con las encargadas a través del mecanismo multilateral Covax, también pendientes de llegar al país suramericano.

"Se trata de un lote pequeño de unas 4.000 dosis para el personal de primera línea sobre todo para los de terapia intensiva de los hospitales de contingencia", afirmó Mazzoleni a los medios en la sede de la Cámara de Diputados.

El ministro, que hizo el anuncio apenas terminada su comparecencia ante la Comisión Permanente del Congreso, en funciones durante el receso veraniego, señaló que se trata de vacunas de doble aplicación y por tanto dirigidas a 2.000 integrantes del frente sanitario.

"Recibí la confirmación en plena sesión", detalló Mazzoleni, quien explicó que el adelanto es parte del contrato firmado de forma directa con el Fondo Ruso de Inversión.

El ministro añadió que las vacunas ya partieron de Moscú con un largo y complejo periplo con escalas en Estados Unidos antes de llegar a Asunción hacia la medianoche del jueves al viernes, con una logística a cargo del Gobierno paraguayo.

Asimismo explicó que se sigue aguardando el cronograma de entrega de las primeras partidas de 4,3 millones de vacunas que el Gobierno tiene encargado a través de Covax, la plataforma de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El objetivo de las autoridades paraguayas con el programa de distribución igualitaria de la OMS, articulado para países pobres y en vías de desarrollo, es alcanzar la inmunización del 30 % de su población.

Las autoridades sanitarias se encuentran solo a la espera de la llegada de las vacunas para iniciar el proceso de vacunación de acuerdo a un cronograma de tres etapas, en que los trabajadores de la salud tienen la prioridad.

En la segunda figuran personas adultas entre 18 y 59 años con enfermedades de base, docentes con criterios de vulnerabilidad y maestros del nivel inicial y primario para un año lectivo que será de manera semipresencial.

Y en la tercera fase personal aeroportuario, militar y policial que no entraron en la fase anterior, personas privadas de libertad y trabajadores no esenciales.

La primera remesa de vacunas llega al país, de unos 7 millones de habitantes, cuando hay más de 2.900 muertes y 145.000 contagiados desde que en marzo del año pasado se detectara el primer caso de coronavirus.

Además, el personal sanitario viene alertando de la saturación de un sistema de salud pública ya precario, así como de la falta de insumos para los usuarios de esos centros.

(c) Agencia EFE