Primera ministra británica augura unas negociaciones difíciles con Europa

Por William James y Alastair Macdonald
La Primera Ministra británica Theresa May dijo el domingo que las conversaciones de divorcio con la Unión Europea serán difíciles, respondiendo a la dura posición tomada por los líderes de la UE sobre las próximas negociaciones para el Brexit. En la imagen, la líder británica deja la BBC el 30 de abril tras una entrevista. REUTERS/Peter Nicholls

Por William James y Alastair Macdonald

LONDRES (Reuters) - La Primera Ministra británica, Theresa May, dijo el domingo que las conversaciones de divorcio con la Unión Europea serán difíciles, respondiendo a la dura posición tomada por los líderes del bloque sobre las próximas negociaciones para el "Brexit".

Los líderes europeos aprobaron el sábado unos rigurosos términos de divorcio para Gran Bretaña y advirtieron a los británicos de no hacerse "ilusiones" sobre conseguir fácilmente una nueva relación que permita mantener su acceso a los mercados europeos.

"Lo que esto y algunos otros comentarios que hemos escuchado de líderes europeos muestran es que vamos a vivir tiempos en los que las negociaciones se endurecerán", dijo May a la BBC.

Bruselas ha mostrado preocupación por el estado de preparación del gobierno británico para unas negociaciones enormemente complejas y por el grado de comprensión de Londres sobre qué tipo de compromisos deberá hacer para conseguir cualquier tipo de acuerdo.

Funcionarios de la UE dijeron que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el negociador de la UE para el "Brexit", Michel Barnier, no vieron avances en un encuentro con May en Londres el miércoles.

La canciller alemana, Angela Merkel, repitiendo un comentario que hizo después de la reunión de Juncker con May, dijo que todavía estaba preocupada por las "ilusiones" en Gran Bretaña acerca de las conversaciones sobre el "Brexit".

May reafirmó el domingo que estaba dispuesta a abandonar las negociaciones sin un acuerdo en el caso de que los términos ofrecidos por Bruselas no fueran satisfactorios.

"No lo habría dicho si no lo creyera", dijo May en una entrevista separada con ITV. "Lo que también creo es que, con una mano derecha fuerte en las negociaciones podemos conseguir un buen acuerdo para el Reino Unido", agregó.

(Traducido por Carlos Ruano en la Redacción de Madrid)