Una empresa desarrolla la primera leche materna de laboratorio

·3  min de lectura
Presentan la primera leche materna desarrollada artificialmente
Presentan la primera leche maerna desarrollada artificialmente

Durante los últimos años producir leche materna de manera artificial se ha convertido en uno de los desafíos más complicados de la industria científica. Si hemos conseguido replicar diamantes de laboratorio, capaces de confundir al joyero más experto, es tentador pensar que resultaría fácil reproducir algo tan básico como la leche materna. Sin embargo, las apariencias engañan y desarrollar algo que la naturaleza ha perfeccionado durante millones y millones de años no estaba ofreciendo buenos resultados.

La clave radica en la sorprendente complejidad de este líquido, que además no es fijo o único sino que varía en función del momento e incluso se adapta a los requerimientos del lactante a lo largo del tiempo, en función de las necesidades energéticas y del desarrollo del recién nacido. Con todos estos elementos e inconvenientes se entiende mejor las dificultades a las que se han enfrentado todos aquellos equipos de investigación que han querido elaborar un producto de composición y estructura idéntico, o al menos muy similar, al materno.

El propio Bill Gates, magnate siempre dispuesto a apoyar causas casi imposibles, financió con más de tres millones de dólares uno de esos proyectos con la intención de obtener un producto viable en el mercado dentro de los próximos cinco años. De esta manera, y después de una larga espera, la empresa BIOMILQ acaba de anunciarla producción de la primera leche humana de cultivo celular del mundo fuera del seno materno”.

El objetivo de este desarrollo es hacer frente a la incapacidad de producir suficiente leche materna para cubrir las necesidades nutricionales del bebé. Se conoce como “hipogalactia” y puede deberse a diferentes factores, a veces difíciles de detectar. Sin ir más lejos, la trayectoria de esta compañía BIOMILQ comienza con la historia personal de su fundadora, Leila Strickland, una bióloga celular que ha trabajado en la producción de leche materna de manera artificial desde su etapa de lactancia en la que luchó por amamantar a sus propios hijos.

Los análisis realizados confirman que el fluido desarrollado ha conseguido “perfiles de macronutrientes que coinciden estrechamente con los tipos y proporciones esperados de proteínas, carbohidratos complejos, ácidos grasos y otros lípidos presentes en la leche materna”.

Más allá de alimentar al bebé, la leche materna cumple con otras funciones tan importantes como ayudar al desarrollo inmunológico del recién nacido y el producto que presenta esta empresa “contiene un conjunto completo de proteínas de la leche humana que no solo funcionan para nutrir sino que también protegen a los bebés".

Por supuesto, las responsables de la empresa son conscientes de que su producto no es biológica y molecularmente idéntico a leche materna y así lo reconocen. “Los cambios hormonales, las señales del bebé, el contacto piel con piel e incluso el entorno afectan a la complejidad dinámica de la leche materna, eso es casi imposible de replicar”, confiesa Jennifer Smilolowitz, investigadora en la UC Davis y asesora técnica de BIOMILQ. “Nuestro producto no mostrará la dinámica de composición en tiempo real que ocurre durante la alimentación en respuesta a la relación íntima entre madre e hijo y su entorno único. Pero, aporta otras ventajas ya que al producirse en un ambiente controlado estéril, el estará libre de toxinas ambientales, alérgenos alimentarios y medicamentos recetados que a menudo se detectan en la leche materna”.

En la presentación, la compañía anuncia que espera tener el producto en el mercado en un plazo aproximado de cinco años. En resumen y tal como avisan claramente las responsables de la empresa, esta primera aproximación no tiene la intención de reemplazar la lactancia materna, pero sí abren una opción muy esperada para madres con problemas de hipogalactia o para bebés con diferentes alergias.

Más artículos interesantes sobre industria e investigación en Yahoo: