Desde su prima hasta una azafata: la historia de sumisión y sufrimiento que vivieron las esposas del rey de Tailandia

LA NACION
·6  min de lectura
La tercera esposa de Rama X, Srirasmi Suwadee, que hoy se encuentra desterrada y alejada de su hijo de 15 años, es solo una de las acompañantes del monarca tailandés que sufrieron su trato despótico y sus arbitrarios castigos
Fuente: Archivo

Maha Vajiralongkorn, más conocido como Rama X, es desde mayo de 2019 el rey de Tailandia. Sus apariciones en la prensa del mundo desde entonces fueron en su mayoría muestras de su ostentación y pruebas del trato despótico que el monarca tenía con su entorno. Muchas veces, las víctimas de este destrato fueron las mujeres que lo acompañaron en su vida.

Polémicas imágenes: el rey de Tailandia escoltado por personal que se arrastra a su alrededor

El rey tailandés, que practica la poligamia,se casó cuatro veces. Y todas sus esposas, en algún momento o en otro, vivieron con sufrimiento y con forzada sumisiónsu vínculo con Rama X, un vínculo que en general terminó muy mal.

Además de sus esposas oficiales, el controversial líder real vivió y vive rodeado de un harén de concubinas. A una de ellas, incluso, la "elevó" a la categoría de consorte real en 2019. Este año se supo, además, que el rey de Tailandia se instaló en un hotel del lujo en Alemania que alquiló en su totalidad para pasar allí la cuarentena junto a sus empleados y a un grupo de 20 mujeres que tiene a su servicio.

Rama X, con 68 años, es considerado el rey más rico del mundo, con una fortuna de alrededor de 30.000 millones de dólares. Pero claro, eso no lo convierte en alguien popular, ni en un monarca querido por su pueblo. Su forma de abandonar al pueblo tailandés en plena pandemia de coronavirus hizo que creciera en la gente el descontento hacia su figura. Algo que no le sucedía a su padre, el rey Bhumibol Adulyadej, fallecido en 2016, que fue muy amado y admirado por sus súbditos.

"Mi hijo es un Don Juan"

Además de ser un hombre recto y pragmático en el terreno político, el padre de Rama X eligió para su vida a una sola mujer, la reina Sirikit. Fue esta misma mujer que, al mismo tiempo, es la madre del actual rey de Tailandia, la que anticipó, en una conferencia que dio en Texas, algo de la relación de su hijo con las mujeres.

¿Santificado demasiado pronto? Un informe del Vaticano muestra una dura versión de Juan Pablo II

"Mi hijo, el príncipe heredero, es un poco Don Juan. Es un buen estudiante, buen chico, pero las mujeres lo encuentran interesante y él las encuentra aún más interesantes a ellas. Si la gente de Tailandia no aprueba su comportamiento, entonces tendrá que cambiarlo o abandonar la familia real", dijo entonces la reina Sirikit sobre el heredero, antes de asumir el trono, según consigna el medio español especializado en realeza Vanitatis.

Suthida y Rama X se casaron un día antes de que el príncipe de Tailandia se convirtiera en rey
Fuente: Archivo

Un día antes de su coronación como Majestad de Tailandia, el 1° de mayo de 2019, Rama X sorprendió al mundo al casarse de manera inesperada con su guardaespaldas y amante, Suthida Tidjai. Esta mujer, que era azafata cuando conoció al príncipe, se convirtió en la reina tailandesa literalmente de un día para el otro.

Era también la cuarta esposa del monarca, que hoy se encuentra sola y recluida en un hotel de Suiza, mientras su esposo convive con su harén en su alojamiento de lujo, en los Alpes de la región alemana de Bavaria.

La cuarta esposa de Rama X, Suthida Tidjai, en la ceremonia de coronación del flamante rey de Tailandia, en mayo de 2019
Fuente: Archivo

Las tres primeras esposas de Rama X

La primera esposa oficial de Rama X fue su propia prima por parte de su madre, la princesa Soamsavali Kitiyakara. Con ella se casó mucho tiempo antes de convertirse en rey, en 1977. Fruto de esa relación nació su primera hija, la princesa Bajrakitiyabha.

Por qué se dice que la realeza "tiene sangre azul"

En 1993, el entonces príncipe tailandés forzó un divorcio de su primera mujer, alegando que ella lo había engañado. Pero, según los biógrafos de Rama X, esta habría sido una estratagema del futuro monarca para poder casarse con quien sería su segunda esposa, la actriz Yuvadhida Polpraserth, con quien ya mantenía relaciones desde hacía tiempo y con quien se desposó finalmente en 1994.

La elegida por Rama X para ser consorte real era piloto del ejército, y, además, enfermera
Fuente: Archivo

Pero el destino para esta mujer tampoco sería muy dichoso. En 1996 ella fue exiliada al Reino Unido junto a sus cinco hijos, cuatro varones y una niña. Otra vez el motivo alegado fue una presunta infidelidad al futuro soberano. La mujer y sus hijos pudieron reubicarse en los Estados Unidos.

En 1998, los hijos de Yuvadhida enviaron una carta a la prensa tailandesa-que se conoció recién hace cuatro años-, en la que decían que Rama X intentaba borrar sus recuerdos. "Nuestro padre nunca había amado ni tratado a nuestra madre como su esposa. Ella vivía en un estado de servidumbre, y cada vez que encontraba a otra mujer, nos echaban de la casa", decía, entre otras cosas, la citada carta.

En 2001 Rama X volvió a casarse. Esta vez con una joven de origen humilde de la etnia Mon, Srirasmi Suwadee, exbailarina y empleada de palacio que no convenció nunca del todo a la familia real ni a la junta militar.

Realeza: las diez curiosas reglas que las mujeres de la corona británica deben cumplir

Esta mujer fue acusada de utilizar el nombre de la familia real para realizar actos de corrupción y fue desterrada a una aldea. Sus padres, además, fueron encarcelados.

Sineenatra Wongvajirabhakdi, la consorte real, aqui junto a Rama X, antes de su caída en desgracia en el mes de octubre de 2019
Fuente: Archivo

Pocos días atrás, el periodista escocés Andrew McGregor Marshall, experto en la familia real tailandesa y la pesadilla de Rama X, mostró imágenes de cómo vive el destierro la tercera esposa del monarca.

Srirasmi aparece en varias imágenes trabajando la tierra. Está rapada, y según la información del citado periodista, está bajo arresto domiciliario en una pequeña aldea y fue separada de su hijo, Dipangkorn, que hoy tiene 15 años y es el heredero del trono.

La concubina de Rama X que fue su consorte real

En julio de 2019, Rama X volvió a ser noticia por causa de su relación con una mujer, al ascender al estatus aristocrático de "consorte real" a una de sus concubinas, la exenfermera general del ejército y piloto de avión Sineenat "Goy" Wongvajirapakdi.McGregor Marshall dijo entonces que el monarca pasaba más tiempo con ella que con su cuarta esposa, Suthida.

Rama X pasó grn parte de la cuarentena en un hotel de lujo en Alemania que alquiló en su totalidad para vivir allí con su séquito y 20 concubinas
Fuente: Archivo

Se conoce como consorte a una acompañante del rey, pero que no llega a ser su esposa. La última vez que un rey tailandés había tenido una mujer con esta jerarquía a su lado había sido en 1920, es decir, casi 100 años antes de que Rama X tomara su decisión.

Llegó la Navidad a Nueva York: empezaron a armar el tradicional árbol de Rockefeller Center

Pero en el mes de octubre de ese mismo año la relación también cayó en desgracia. El rey acusó a su acompañante de ser una mujer "ambiciosa que quería actuar igual que una reina", y entonces la repudió, le sacó su estatus de consorte y su jerarquía castrense y la acusó también de ser una "insubordinada" y de tener "una gran falta de gratitud".

La tercera esposa de Rama X fue acusada por el monarca de usar el nombre de la famiila real para realizar actos de corrupción y fue desterrada y separada de su hijo
Fuente: Archivo

Pero en septiembre de este año, se supo que Rama X habría "perdonado" a su acompañante, y la habría convocado otra vez para que forme parte de su harén de concubinas en Baviera. De acuerdo al medio alemán Bild, el propio monarca habría ido a buscar a Sineenat al aeropuerto de Munich.

Para completar la información sobre el resto de las mujeres en la vida de Rama X, otra vez de acuerdo a lo que señaló el periodista McGregor Marshall, muchas de las que integran el harén del rey fueron drogadas para ponerlas a disposición de sus caprichos sexuales en una habitación conocida como "la sala de los placeres".

Además, el especialista en la familia real tailandesa aseguró que muchas amantes de este soberano sufrieron presiones psicológicas similares a las que padecen los miembros de una secta.