Pride 2022: el legado de Harvey Milk vive cada vez que ondea una bandera LGBT

·3  min de lectura

En 1977, Harvey Milk se convirtió en el primer hombre abiertamente homosexual en ser elegido para un cargo público en los Estados Unidos, como miembro de la Junta de Supervisores de San Francisco tras casi una década de activismo en favor de los derechos humanos de los gays y en contra de la represión que vivían en aquel entonces.

Antes de buscar la igualdad de derechos, Harvey se había alistado en las fuerzas armadas de los Estados Unidos, sin embargo, fue dado de baja al descubrirse que era gay. Después, estudió y se desempeñó como maestro en Nueva York hasta que la campaña política cristiana Save your children prohibiera a quienes eran abiertamente homosexuales seguir dando clases. Esto lo llevó a desempeñarse en el sector financiero y de seguros, en donde, a pesar de tener un papel destacado, también fue discriminado.

Sin embargo, comenzó su vida de activismo y política al mudarse a San Francisco, que en los años 70 era el destino favorito de la comunidad gay y, por lo tanto, también era el centro de la intolerancia y el odio de quienes preferían invisibilizar su existencia.

Desde que se instaló en el barrio Castro, Harvey Milk buscó apoyar políticas públicas en favor de su entorno. Su tienda Castro Camera, fue refugio y semillero de esperanza para todos aquellos que eran despojados de sus derechos civiles a causa del rechazo social.

En 1974, conformó la Castro Village Association para comerciantes locales, y colaboró en la organización de la primera Feria del Barrio Castro. En ese año también se postuló y perdió por segunda vez las elecciones municipales, sin embargo, el senador George Moscone, al que Milk apoyaba, se convirtió en el alcalde de San Francisco.

Como político, no sólo buscaba garantizar los derechos civiles a las personas del colectivo homosexual, sino también seguridad para la población en general, en una época en la que el hampa comenzaba a tener una violenta presencia en las calles de todas las ciudades.

Cuando por fin fue elegido concejal en 1977, el “alcalde de Castro Street”, como se le conocía, prometió proteger los derechos de todos los ciudadanos, apoyar las causas civiles, mejorar los programas de cuidado infantil y combatir el abuso de menores; así como facilitar el subsidio de vivienda y reforzar la policía.

Fundador del Club Democrático Gay de San Francisco que, tras su muerte, fue el Club Democrático Harvey Milk de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales; participó en la Manifestación del Día de la Libertad Gay en San Francisco, en 1978, en donde ondeó por primera vez la bandera arcoíris, como símbolo de unidad. En aquella ocasión, Harvey llamó a todos a salir del clóset.

“Si una bala atraviesa mi cerebro, dejen que esa bala destruya las puertas de todos los armarios”, expresó en su testamento grabado, mismo que hizo a sabiendas de las miles de amenazas que recibía aunque sin sospechar que casi predecía su futuro.

El 27 de noviembre de 1978, el concejal Dan White, relevado de sus funciones por corrupción, entró en el Ayuntamiento y mató a balazos al alcalde Moscone, quien le había obligado a renunciar; y a Harvey Milk, su rival político, poco después de que éste erradicara la discriminación en materia de empleo y vivienda para las personas no heterosexuales. El último disparo de Dan, fue a la cabeza de Harvey.

Esa misma noche, más de 30 mil personas se manifestaron a la luz de las velas. Los ataúdes cerrados del alcalde y del concejal permanecieron varios días en el Ayuntamiento mientras miles de personas desfilaron par darles un último adiós.

White cumplió sólo 5 años en prisión y fue liberado en 1984. Se suicidó al año siguiente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.