PRI y PRD descalifican propuesta para desaparecer órganos reguladores

CIUDAD DE MÉXICO, junio 13 (EL UNIVERSAL).- Los grupos parlamentarios del PRI y del PRD en la Cámara de Diputados descalificaron la propuesta del coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal para desaparecer los órganos reguladores como la COFECE, la CRE y el IFT y crear un solo órgano.

El grupo parlamentario del PRI rechazó otorgar el control de los órganos autónomos al Presidente de la República y acusaron que al fusionar el IFT, la COFECE y la CRE, aumentaría la incertidumbre jurídica, ahuyentará las inversiones y se agravaría el desempleo.

La fracción tricolor adelantó que no apoyará la fusión, ni la destrucción de organismos autónomos que sí funcionan, pues la austeridad debe dejar de utilizarse como instrumento de control y captura de las instituciones autónomas del Estado mexicano.

"En el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados rechazamos la propuesta de otorgar al Poder Ejecutivo el control de tres organismos autónomos. La mayoría parlamentaria no cuenta con nosotros en su intento por construir un poder sin contrapesos. No más poder al poder", explicaron los priistas en un comunicado.

La bancada, que encabeza René Juárez, dijo que la iniciativa de reforma constitucional que crea el Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar (INMECOB) facilita la captura de la toma de decisiones del Ejecutivo, a través de sus mayorías parlamentarias, en sectores estratégicos como las telecomunicaciones, la energía y la competencia económica; lo que pone en riesgo la certidumbre jurídica, el empleo, la calidad y los precios de los servicios para la población mexicana.

"No apoyaremos la fusión ni la destrucción de organismos autónomos que sí funcionan. El IFT, la CRE y la COFECE fueron creados para combatir los monopolios, mejorar la competencia, así como lograr servicios más baratos y accesibles para las y los mexicanos. Su fusión y subordinación al Ejecutivo no va a garantizar el cumplimiento de los objetivos para los que fueron creados. Esas instituciones tienen éxito cuando sus decisiones son tomadas con independencia, por personal altamente calificado y con estricto apego a la ley", determinaron los priistas.

Adelantaron que les preocupa la pretensión de que el Presidente de la República tenga la última palabra en la designación de los integrantes del Órgano de Gobierno de esta nueva institución, tal como la iniciativa de reforma lo plantea; pues esa designación no garantiza la independencia, pluralidad y capacidad de sus miembros para el cumplimiento de los objetivos y evita que sean un contrapeso real. Además, resulta alarmante que el nuevo proceso de selección de consejeros deje a un lado la aplicación del examen de conocimientos para aspirantes, cuando sus labores requerirán una alta especialización técnica.

Pues con el pretexto de generar ahorros, no se debe simular autonomía constitucional ni condenar a las instituciones a la incompetencia y las decisiones guiadas por ideologías sin sustentos técnicos. No se debe utilizar la austeridad como un instrumento para la captura de instituciones autónomas.