PRI nombra a Mario Moreno precandidato a la gubernatura de Guerrero

·2  min de lectura

CHILPANCINGO, Gro., enero 10 (EL UNIVERSAL).- Mario Moreno Arcos se registró como precandidato único del PRI a la gubernatura de Guerrero.

Ahora, Moreno Arcos tendrá que medirse con el precandidato único del PRD, el exalcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, para definir el candidato de la alianza PRI-PRD que competirá contra Morena.

Al mediodía de este domingo, en la sede del PRI estatal, Moreno Arcos se registró ante la Comisión de Proceso Internos como único aspirante. Al registro asistieron unas mil 500 personas que se aglomeraron en la explanada del PRI, sin respetar la sana distancia.

El priista estuvo acompañado por el coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, el ex gobernador de Guerrero, René Juárez Cisneros.

De los otros dos aspirantes a la candidatura, sólo asistió uno, el coordinador de los diputados del PRI en el Congreso de Guerrero, Héctor Apreza Patrón.

El otro aspirante, el senador Manuel Añorve Baños, fue la ausencia más visible.

Una noche antes, corrió el rumor de que el presidente del PRI nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, tras una reunión con los tres aspirantes en Acapulco, había designado a Moreno Arcos como el único precandidato.

El plan del PRI era presentar a un precandidato único de unidad, sin embargo, la ausencia de Añorve Baños hizo evidente que no lograron consenso.

Desde que se comenzó a plantear la alianza entre el PRI y el PRD para la elección a gobernador, Moreno Arcos figuró preferido de las dirigencia para encabezar la candidatura.

Dentro del PRI, Moreno Arcos era mejor visto por tener menos negativos que Añorve Baños y por ser considerado uno de los personajes más cercanos al ex gobernador, Ángel Aguirre Rivero, quien mantiene el control del PRD.

Hasta hace unos días, Mario Morena era el secretario de Desarrollo Social del gobierno que encabeza, Héctor Astudillo Flores. Ha sido dos veces alcalde de Chilpancingo, además de diputado federal.

Sin embargo, en su última gestión como alcalde de Chilpancingo fue vinculado con organizaciones criminales. Incluso, en 2014, el empresario, Pioquinto Damián Huato lo responsabilizó de un ataque armado que sufrió, donde murió su nuera.

Horas antes del ataque, Damián Huato en una asamblea en la comunidad de El Ocotito acusó a Moreno Arcos de proteger a un grupo criminal. En la misma asamblea, Moreno Arcos lo negó.

Cuando Damián Huato entraba a Chilpancingo a su regreso de asamblea fue atacado a balazos.

En la siguiente elección, la competencia por la gubernatura se centrará entre los candidatos de Morena, quien hasta el momento es el senador con licencia, Félix Salgado Macedonio y el que salga entre Evodio Velázquez y Mario Moreno.