‘El PRI necesita cuadros más combativos, reflexivos y críticos’

Joel Aguirre A. | @JoelAguirreA
·12  min de lectura

DE CARA a los nuevos tiempos políticos que se viven en México, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) requiere modernizarse y, desde su estructura ideológica, replantear su presencia frente a los votantes con cuadros más combativos, reflexivos y críticos.

De acuerdo con Genaro Morales Rentería, presidente de Corriente Crítica, uno de los sectores que conforman el PRI, este partido también “debe salir del cliché tradicional, pues necesitamos estar más a la vanguardia del momento, no podemos seguir con las recetas del siglo XX en el siglo XXI si aspiramos a ser un partido que regrese al poder”.

Asimismo, al PRI le urge revisar su programa de acción como un partido político en el poder —gobierna en 11 estados— y no como un partido de oposición, y “abanderar causas sociales a escala municipal y regional que lo pongan a la vanguardia de los demás partidos políticos”, considera Morales.

Para ello, “debemos de estar todos en el mismo posicionamiento. Es una tarea que debemos hacer todos los priistas, no solo las dirigencias, así como la labor de abanderar la defensa de las instituciones”, añade en entrevista con este medio.

También lee: No somos políticos, somos académicos y ciudadanos: Mariana Morán

El movimiento Corriente Crítica que lidera Genaro Morales es el heredero de la Corriente Democrática que en 1988 encabezaron Porfirio Muñoz Ledo, Cuauhtémoc Cárdenas e Ifigenia Martínez. El 4 de marzo de 1989, este sector fue bautizado con su actual nombre por Rodolfo González Guevara, entonces embajador de México en España, quien retomó el modelo de los partidos políticos europeos con corrientes de opinión en sus entrañas y lo aplicó en el PRI.

Tras las elecciones de 2000 la Corriente Crítica vivió épocas oscuras y se perdió en el limbo durante una muy buena época. Sin embargo, en 2014 el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI depuró sus organizaciones y a las que se quedaron les exigió un mínimo de 7,000 afiliados en por lo menos diez estados de la república y que por lo menos tuvieran 350 miembros en cada estado.

“En ese momento el partido hizo una verificación electrónica y física de los militantes, y la Corriente Crítica pasó de ser una organización ideológica a una organización de masas”, acota el líder del sector. “Hubo una evolución importante. Hoy en día somos la organización nacional inherente al PRI con el mayor número de afiliados según el registro partidario”.

Morales Rentería encabeza la Corriente Crítica desde hace 20 años. Llegó a la dirigencia de un modo un tanto circunstancial luego de que en 1995 tomó las riendas de este sector en la Ciudad de México.

No te pierdas: ‘Desde mi trinchera, como empresario, tengo más visión que un político’

“En el año 2000, después de que el PRI perdió la presidencia de la república, el CEN dio a conocer un comunicado respecto a las siete organizaciones que reconocía, y por los periódicos me enteré de que el CEN me identificaba como presidente nacional de la Corriente Crítica —aclara—. Le mandé una carta diciéndole que yo no era dirigente nacional y me respondió que había habido una renovación y que quedaba yo”.

“SOMOS EL ALA IZQUIERDA DEL PARTIDO”

En esa coyuntura, a partir de ese momento se crearon muchos membretes en el interior del partido. Por ejemplo, “Roberto Madrazo pasó de tener siete a 67 organizaciones con la finalidad de que tuvieran representación en el Consejo Político Nacional y meter gente de él para controlar las decisiones colegiadas del PRI”.

A ese respecto, el secretario de Organización del Comité Nacional de la Corriente Crítica, Erik Salgado, apunta por su parte: “En 2014 hubo una nueva limpia de organizaciones adherentes e Ivonne Ortega creó otra organización, Enrique Peña otra, y a la hora del escrutinio y conteo de afiliados de cada organización nosotros quedamos en tercer lugar. La primera era la de Peña, la segunda, la de Ortega, y nosotros, con trabajo y sin presupuesto, quedamos en tercero”.

—¿Cuál es la ventaja de ser presidente nacional de la Corriente Crítica?

Genaro Morales (GM): “Es un compromiso moral y un proyecto de vida. Y es contribuir con nuestro granito de arena a que en el interior del partido se refresquen las ideas, que les demos oportunidad a estructuras muy valiosas que no tienen cabida dentro del PRI tradicional. Tenemos cuadros de primera que hemos ido pizcando en el camino y que los ha desperdiciado el propio PRI, y antes de que se vayan a otro partido los jalamos nosotros, que es una labor que ningún sector ni organización hace”.

Erik Salgado (ES): “Somos el ala izquierda del partido, de alguna manera hacemos la contención de las desbandadas priistas. No tenemos ni una oficina en el CEN, las oficinas que hemos logrado han sido por los comités estatales y de acuerdo con el trabajo de cada dirigente estatal. No tenemos un recurso asignado a la organización a escala nacional”.

Te interesa: Niños desechables, las consecuencias de un Estado fallido y el desinterés social

—¿Cómo hacen entonces para mantener vivo el movimiento?

ES: “Toda persona que ingresa en la política lo hace a partir de sus propios recursos. Genaro, por ejemplo, tiene su trabajo personal, lleva juicios, es abogado. Yo soy empresario. Con recursos propios hemos logrado sostener la organización y hacerla crecer.

“Pese a todo, somos una organización que se escucha más y que tiene más capital político que incluso sectores como la CNC, la CNOP, la Fundación Colosio. Hemos rebasado por la derecha a los sectores tradicionales del partido. Ahora estamos a la par de cualquier sector, el obrero, el campesino o el popular”.

ESCENARIOS COMPLICADOS RUMBO AL 6 DE JUNIO

—Cómo se vislumbra el escenario priista rumbo a las elecciones del 6 de junio próximo?

GM: “Es cierto que hay una coalición de tres partidos (Va por México, conformada por PRI, PAN Y PRD), pero necesitamos que la gente adopte una sola de las propuestas como suya. Porque si la gente no adopta por lo menos una de las propuestas de esta coalición, de poco o nada va a servir. Muchos critican a López Obrador por lo del avión presidencial, pero fue un asunto que la gente tomó como propio. Si la alianza no logra colocar una propuesta entre la gente, que la gente haga suya, que sea una propuesta sensible y que le llegue a la población, se nos puede complicar el escenario. Esa es una amable sugerencia que le hacemos a quienes van a conformar la plataforma”.

ES: “Rumbo a las elecciones de junio la Corriente Crítica toma una importancia muy relevante tanto a escala nacional como en los estados con quienes van a ser los diputados federales o locales. Ya tenemos la experiencia de Morena, que fue una ola que llegó a los poderes legislativos, pero que son personas que no cuentan con la preparación ni con iniciativa. Por eso nosotros hemos observado que necesitamos candidatos que tengan experiencia para legislar y que sean un contrapeso del Ejecutivo. Necesitamos caras nuevas, pero si nos ponemos a improvisar estaríamos cometiendo un error”.

“Respecto a lo que dice Genaro, yo, como priista, sé que el presidente del partido, Alejandro Moreno, ha hecho infinidad de propuestas, por ejemplo, con el tema de la pandemia, pero ninguna ha sido adoptada por el pueblo. Hemos sido el partido más propositivo, pero todo se ha perdido en el mar mediático”.

—Desde su perspectiva como Corriente Crítica, ¿el PRI es un partido con un pie en la tumba?

GM: “El PRI viene de una derrota histórica, viene en el tercer lugar, pero es el partido con el mayor número de gubernaturas. Está en circunstancias complicadas por ser un partido político de oposición y viene con una serie de escándalos mediáticos de gente a la que se le dio la oportunidad, pero que no estuvo a la altura del puesto que le tocó ocupar. Pero, pese a todos los negativos, tiene un positivo: de acuerdo con las encuestas, los jóvenes son los que tienen mayor preferencia por el PRI, pese a todo.

“Es el mundo al revés, porque cuando nosotros éramos jóvenes era el partido que más animadversión tenía cuando estaba en el poder, y ahora que está en la oposición las encuestas dicen que genera el mayor porcentaje de simpatizantes entre los jóvenes. Y cuando algo tiene simpatía o empatía entre los jóvenes tiene futuro, mientras, su electorado mediano y viejo se va acabando”.

CUAUHTÉMOC GUTIÉRREZ, EL PRIISTA INCÓMODO

Hace siete años, el 2 de abril de 2014, una investigación periodística de Noticias MVS reveló que personal al servicio del entonces líder del PRI en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, reclutaba a mujeres jóvenes para integrarlas en una red de prostitución.

A través de anuncios clasificados, el equipo del político priista solicitaba personal femenino para trabajar en oficinas gubernamentales con un sueldo de entre 8,000 y 14,000 pesos mensuales; no obstante, la finalidad era que las mujeres recluidas concedieran favores sexuales a cambio de una plaza laboral en el PRI.

El reportaje periodístico derivó en un escándalo que separó a Gutiérrez de su puesto en el PRI y en una investigación por parte de la entonces Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), la cual días después le notificó al político que era considerado presunto responsable de actos constitutivos de delito.

Dos meses después, un proyecto de la Unidad Técnica Especializada de Fiscalización (UTEF), del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), confirmó la contratación de mujeres en su partido, pero no se pudo comprobar que el personal haya sido utilizado para labores “diferentes a las que tiene encomendadas como entidad de interés público”.

También lee: PGJDF exonera a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre

Tras ello, en mayo de 2019 la PGJDF anunció que investigaría al exlíder priista por el delito de trata de personas como respuesta a un amparo promovido por tres mujeres contra la resolución de no ejercicio de la acción penal contra Gutiérrez.

Luego, en septiembre de 2020, la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la CDMX anunció que retomaría y ampliaría la investigación. La fiscal capitalina, Ernestina Godoy, informó que el caso se retomaría porque se habían detectado diversas deficiencias y omisiones en la investigación hecha por la PGJDF.

De este modo, el 9 de marzo de 2021 la FGJ obtuvo una orden de aprehensión en contra de Gutiérrez de la Torre por su probable responsabilidad en los delitos de trata de personas y asociación delictuosa. La FGJ solicitó la ayuda de la Fiscalía General de la República (FGR), del Instituto Nacional de Migración y de las fiscalías estatales para localizarlo.

Asimismo, pidió a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda el congelamiento de sus cuentas bancarias.

No te pierdas: En México, 3,000 menores han sido asesinados y 3,000 más están desaparecidos desde 2018

Y, apenas unas horas después, la UIF presentó una denuncia penal ante la FGR por la operación de una presunta red de lavado de dinero proveniente de la trata de personas en la que estaría implicado Cuauhtémoc Gutiérrez.

El expresidente del PRI capitalino hoy es considerado prófugo de la justicia. De no ser localizado a la brevedad, las autoridades federales y capitalinas solicitarán a la Interpol la emisión de una ficha roja para su búsqueda, localización y captura en más de 160 países.

NO TODOS SOMOS CUAUHTÉMOC

“Quiero reconocer que Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre tiene una gran capacidad para aglutinar, operar y de estrategia que le permitió en 2014 llegar a ser presidente del PRI en la CDMX”, opina Genaro Morales. “Tampoco se puede decir que todo es malo en una persona. Políticamente fue un operador efectivo y con liderazgo propio y sus cuadros”.

Sin embargo, añade el presidente de la Corriente Crítica, “en el tema que trae a nivel personal, hay que aclarar que Cuauhtémoc y su grupo no son todo el PRI. Ahorita él no ocupa un cargo relevante de dirigencia, pero cuando se dieron los hechos era presidente del partido en la CDMX mediante una elección que fue de consejeros políticos estatales y delegaciones. Serán las autoridades las encargadas de juzgar su culpabilidad o inocencia. Lo único que pedimos es que se actúe conforme a derecho y con el debido proceso”.

—No está Cuauhtémoc, pero su grupo político sigue operando en el PRI de la CDMX…

ES: “La postura de la Corriente Crítica es que sea la autoridad quien se encargue de finalmente decir si es culpable o inocente, eso le compete a la autoridad. Pero, aparte, creo que nuestras autoridades priistas sí deberían tomar la decisión de que a él y a su grupo en vía de mientras se les mantenga fuera del proceso electoral e, incluso, separarlos del cargo que hoy ostentan y nombrar una nueva dirigencia del PRI en la CDMX. Porque estamos hablando no nada más de una situación que se va a suscitar en la CDMX, sino que puede impactar de manera nacional o internacional.

“En todo el país hay priistas que no merecemos ser juzgados por los actos de una o algunas personas. En el PRI hay cuadros valiosos, hay gente muy trabajadora y muy responsable y honorable. Claro, y otras que no se merecen la representatividad que a veces llevan, y el partido ha pagado o ha sido culpado por ese tipo de personajes. A los miembros del grupo de Cuauhtémoc sí deberían retirarlos de sus cargos, Justicia Partidaria del PRI está facultada para retirarlos temporalmente y que saquemos la elección que viene. Por eso es importante darle ese cambio al PRI de la CDMX”.

—¿Entonces quién cargará con el desprestigio de Cuauhtémoc?

ES: “Hay que recordar algo importante: el PRI no es gobierno en la CDMX desde hace muchísimos años, y si hubo fallas en la investigación contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre en el pasado, fue el gobierno de la CDMX no priista el que llevó la investigación. Marcelo Ebrard era el entonces jefe capitalino”.

GM: “¿Quién hizo a Cuauhtémoc? Lo hizo Marcelo Ebrard, un aspirante de Morena a la presidencia de la república. ¿Quién metió a Cuauhtémoc en el PRI de la CDMX? Ebrard, en una elección para renovar la dirigencia del Frente Juvenil, en 1989”. N