PRI expulsa de sus filas a Ulises Ruiz, exgobernador de Oaxaca

·3  min de lectura

OAXACA, Oax., septiembre 9 (EL UNIVERSAL).- El exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, confirmó que la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) determinó su expulsión de este instituto político, lo cual había denunciado desde julio pasado.

Lo anterior luego de que la Comisión Nacional de Justicia de dicho partido alistara la expulsión del exgobernador oaxaqueño de las filas del PRI, esto tras ser acusado de atentar contra la filosofía y militantes del partido, lo cual fue concretado por la dirigencia.

De acuerdo con el partido, la expulsión de Ruiz Ortiz obedece a las acusaciones en su contra hechas por la Comisión de la Verdad de Oaxaca en 2016, por su participación en el conflicto político-social que vivió la entidad durante su sexenio, que incluyó actos de represión al magisterio, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales.

Así como por violaciones al artículo 148 del Código de Justicia Partidaria, que lo señalaba por actos violentos en los conflictos sociales y políticos contra la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) durante 2006 y 2007.

Tras lo anterior, en un comunicado el exgobernador aseguró que su expulsión no tiene ningún fundamento estatutario y está basado en una instrucción superior del presidente del partido, Alejandro Moreno Cárdenas, a quien acusó de seguir una lógica "de los tiempos morenistas de sumisión de las instituciones a los deseos del líder". También sostuvo que el PRI en realidad es dirigido por el expresidente de la república, Enrique Peña Nieto.

Ulises Ruiz mencionó que desde ha años ha señalado este comportamiento sumiso ante una cúpula, cuya mayor virtud no es necesariamente la defensa de los intereses nacionales, sino la corrupción, el desaseo y la ambición que le ha permitido enriquecerse y que ha llevado al PRI al tercer lugar en las preferencias electorales.

"Llegaremos a las elecciones del 2022 con sólo cuatro gobernadores priistas a unas elecciones muy complicadas en seis estados en los que las encuestas nos ubican en posición de desventaja", dijo.

El exmandatario informó que continuará señalando los errores de quienes influyen el destino de México, en los partidos o en los gobiernos.

Afirmó que el tiempo demostrará si la decisión que toman, en su caso, los que ven el partido una agencia de colocaciones "parafraseando la definición que dio Moreira de los que hoy es el PRI", obedece a una lógica legal o al "capricho cupular".

Según Ulises Ruiz, él propuso la democratización del partido y el empoderamiento de la militancia en la toma de decisiones.

"Voy a seguir diciendo lo que pienso y siento. Podrán intentar callarme con intentonas como la grotesca expulsión que se gesta. ¿Esto le espera al que disienta de decisiones como las candidaturas plurinominales de este año, repartidas entre amigos y cómplices? ¿Pretenden fortalecer al PRI desde Palacio Nacional mediante acuerdos en lo oscurito?", cuestionó.

Ulises Ruiz advirtió que si no se abren a la transformación del partido para que se convierta en una nueva organización política, con reglas democráticas y formas de hacer acordes a los reclamos ciudadanos, entre otras observaciones, algún otro partido fortalecerá sus filas con el priismo decepcionado y "ayudará a terminar la tumba que diseñó Peña y que empezaron a cavar sus dirigentes desde unos años desde el Comité Ejecutivo Nacional".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.