El PRI defiende a su exlíder señalado por su fortuna familiar en Andorra

Agencia EFE
·3  min de lectura

México, 11 mar (EFE).- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México salió en defensa de su expresidente Manlio Fabio Beltrones (2015-2016), cuya hija, la senadora Sylvana Beltrones, habría ocultado 10,4 millones de dólares en Andorra.

"Mi total respaldo a Sylvana Beltrones y Manlio Fabio Beltrones ante las recientes acusaciones sin sustento, formuladas en su contra", expresó en las últimas horas en Twitter el actual dirigente del PRI, Alejandro Moreno.

Moreno lo consideró una "difamación" y lo atribuyó a "los tiempos electorales", pues México celebrará el 6 de junio unas elecciones decisivas a la Cámara de Diputados, a 15 de los 32 gobernadores estatales y a miles de ayuntamientos.

Según la investigación del diario El País, Sylvana Beltrones, exdiputada y actual senadora priista, habría ocultado 10,4 millones de dólares en 2009 en la Banca Privada d'Andorra.

En aquella época, ella tenía 26 años y no ocupaba ningún cargo político, mientras su padre era el líder del PRI en el Senado.

De acuerdo con la publicación, la Fiscalía General de la República (FGR) investiga a Manlio Fabio Beltrones y a su esposa, Sylvia Sánchez.

Cuestionado en conferencia de prensa, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), organismo de la Secretaría de Hacienda de México, informó que solicitó a las autoridades andorranas información sobre 23 personas "mencionadas en medios de comunicación".

Sobre la senadora Beltrones prefirió no pronunciarse para no vulnerar "el principio de presunción de inocencia".

Manlio Fabio Beltrones, alejado de la primera línea de la política desde 2016, emitió un comunicado en el que negó la acusación.

"Mi esposa y yo no tenemos cuenta bancaria alguna en Andorra. Jamás he depositado, transferido y/o invertido recurso alguno en ese país que, por cierto, tampoco conocemos", afirmó.

Beltrones defendió que "no existe elemento objetivo alguno" para ser investigado y sugirió también que los señalamientos obedecen "a otras intenciones en tiempos electorales".

En la misma línea, su hija escribió otro comunicado en el que aseguró que no tiene cuentas en Andorra y que nunca ha estado en ese país.

Justificó que su "único posible vínculo" con el país europeo es que "siendo una joven empresaria" fue socia de un negocio propiedad de otra persona que fue vendido en 2009 a Banca Privada d'Andorra.

La actual senadora recordó que en esa época "no era servidora pública" y aseguró que siempre ha cumplido "puntualmente" con sus "obligaciones fiscales y patrimoniales".

Esta noticia llega cuando ya han empezado campañas electorales en los estados de Nuevo León, San Luis Potosí, Guerrero y Sonora, este último tierra de la familia Beltrones.

El 6 de junio, 94 millones de mexicanos estarán llamados a las urnas para elegir a los 500 diputados federales, 15 gobernadores, 30 congresos estatales y miles de ayuntamientos en lo que se consideran los comicios más grandes de la historia del país.

El senador Ricardo Monreal, líder en el Senado del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), rival del PRI, dijo este jueves que tiene "opiniones positivas" sobre Beltrones, fruto de los años que compartieron en política.

"No me voy a convertir en juez o en Ministerio Público", dijo Monreal, quien confió que Beltrones "aclarará" los señalamientos.

El Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), antiguos rivales del PRI y ahora aliados para derrotar Morena, han guardado silencio sobre el asunto.

(c) Agencia EFE