PRI en CDMX nombra a su nuevo presidente y secretaria

CIUDAD DE MÉXICO, enero 23 (EL UNIVERSAL).- El órgano auxiliar del CEN del PRI declaró la noche de este jueves a Israel Betanzos Cortés y a Tania Nanett Larios Pérez como presidente y secretaria general electos para el periodo 2020-2024, una vez que quedaron fuera de la contienda Jesús Francisco Flores Medina y Adriana Sánchez Cruz.

Por ello, al no haber más contendientes, el presidente de dicho órgano, Israel Chaparro Medina, determinó que es en vano realizar campañas o que los consejeros del tricolor participen en la votación prevista para el 23 de febrero próximo, motivo por el cual decretó electos a los únicos participantes.

Sin embargo, queda pendiente el día, hora y lugar en que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) tome protesta a Betanzos Cortés y a Larios Pérez por los próximos cuatro años. Aunque, tentativamente, será el próximo 8 de febrero cuando rinda protesta esta nueva dirigencia.

Pese a ello, los políticos electos comenzaron a celebrar de inmediato al ser los nuevos dirigentes del tricolor capitalino, luego de que en julio del 2014 renunció a ese cargo Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, y desde aquel entonces sólo han existido presidencias interinas.

En esa situación estuvo Laura Arellano, quien pronto fue sustituida por Israel Betanzos, Mauricio López, Mariana Moguel y Francisco Olvera, quienes fungieron como presidentes interinos hasta ahora que se de el nombramiento oficial de Betanzos Cortés.

Cabe recordar que el pasado sábado, dos planillas presentaron su solicitud de registro para dicha contienda, pero horas después el órgano auxiliar de la Comisión Nacional de Procesos Internos del PRI se percató que Jesús Francisco Flores Medina y Adriana Sánchez Cruz no presentaron toda la documentación establecida en el reglamento.

Chaparro Medina estableció que esta planilla presentaba en su solicitud la violación de 15 requisitos, entre los que destacaron el plan de trabajo y las fotografías.

Empero, el domingo siguiente les notificaron por estrados que tenían 48 horas "improrrogables" para subsanar las deficiencias presentadas en su solicitud de registro.

Aunque, una vez transcurrido ese término, los aspirantes a presidente y secretaria general ni siquiera se presentaron. Simplemente ignoraron la petición, por lo que la autoridad decretó que sólo habría una planilla para las elecciones que deberían realizarse el próximo 23 de febrero.

Este jueves, una vez analizada la situación y al no existir más planillas para participar en las elecciones, se determinó que no habría motivo para iniciar el periodo de campaña, cuando sólo es una planilla la registrada.