En la previa de la cumbre del Mercosur, Uruguay anunció que buscará acuerdos con otros países

·4  min de lectura
El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou impulsa la flexibilización del Mercosur para avanzar en acuerdos de comercio extrasocios
Sergio Lima

A puertas cerradas y sin testigos indiscretos, los cancilleres del Mercosur se reunieron este miércoles con la intención de “allanar el camino” para la cumbre de presidentes que se realizará hoy, donde además del traspaso de la presidencia pro tempore de Argentina hacia Brasil, los jefes de Estado buscarían zanjar las diferencias en torno al Arancel Externo Común (AEC) , que Brasil y Uruguay pretenden bajar de manera drástica ante la oposición argentina, y la flexibilización de acuerdos con terceros países , impulsado por Montevideo y que también encuentra resistencias en el gobierno de Alberto Fernández.

La meta parece haberse frustrado antes de la largada: sin esperar al encuentro presidencial, Uruguay anunció ayer que “iniciará” negociaciones con otros países, con lo que la tensión está poco menos que asegurada.

El Gobierno modifica por decreto el sistema de libre elección de la obra social

El canciller Felipe Solá, y sus pares, Francisco Bustillo (Uruguay), Carlos Alberto França (Brasil) y Euclides Acevedo (Paraguay), formaron parte del encuentro, del que también participó el representante de Bolivia, y el titular del Parlasur, el brasileño Celso Russomanno.

Más allá de algún detalle colorido -el canciller paraguayo debió posponer su presentación por problemas técnicos- los representantes ratificaron sus posturas en relación a los temas en los que hay divergencias . “Cada uno dijo lo suyo”, afirmaron fuentes diplomáticas locales.

Los más explícitos fueron los representantes de Uruguay, plasmados luego en un comunicado oficial. “Al tiempo que reivindicó su pertenencia al Mercosur, (Uruguay) comunicó que comenzará a conversar con terceros para negociar acuerdos comerciales extrazona”, afirmó la cancillería uruguaya . Con idéntico tono crítico, el canciller Bustillo informó que “en la reunión no se aprobó la reducción del arancel externo común, a pesar de que Uruguay había apoyado algunas de las propuestas presentadas, las que siempre se entendieron formando parte de un mismo paquete con la flexibilización”, destacó.

Alberto Fernández; Mercosur
ESTEBAN COLLAZO


La última cumbre del Mercosur albergó un cruce entre Alberto Fernández y Luis Lacalle Pou (ESTEBAN COLLAZO/)

Luego del almuerzo junto a sus pares de Agro, Luis Basterra, y Producción, Matías Kulfas, Solá volvió a presidir otra reunión, en la que estuvieron además, otros estados asociados y organizaciones regionales como Aladi, Cepal y la CAF. Este último organismo fue escenario de la disputa entre Colombia y Argentina, saldada con la designación del colombiano Sergio Díaz-Granados como nuevo titular de la entidad, con apoyo previo de Brasil y Uruguay.

Fuentes del oficialismo comentaron que Bustillo habría recibido un pedido de explicaciones por parte de sus tres pares, en un zoom a solas que siguió a la reunión formal. “Le recriminaron que se hubiera cortado solo con ese comunicado”, afirmaron fuentes de la diplomacia argentina, para quienes Bustillo se defendió afirmando que “la prensa argentina” le pedía “definiciones” y que por eso expresó su postura por escrito. Todo terminó con una animada charla sobre la Copa América de futbol y la final del sábado entre Brasil y Argentina, agregaron las fuentes.

Este jueves será el turno de la reunión de los presidentes, que también será sin transmisión en directo por decisión del Gobierno y que cuenta con el áspero antecedente de la discusión de marzo entre Fernández y el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en relación al “lastre” que simboliza el Mercosur para los acuerdos con terceros países.

“Alberto va a contar lo que se hizo en estos seis meses de presidencia. Y vamos a evitar la confrontación, no es nuestro espíritu pelearnos ”, afirmaban desde un importante despacho de la Casa Rosada, aunque tampoco descartaban alguna “reacción espontánea” si sus colegas de Brasil o Uruguay optaran por la pelea franca . Nadie espera que, en lo inmediato y más allá de la mediación del embajador Daniel Scioli, la relación entre el Presidente y Bolsonaro mejore de modo sustancial. “¿Un encuentro entre ellos? ¿Para qué?”, desafió un alto funcionario del Gobierno, descartando una cumbre para limar asperezas, “porque Bolsonaro ya está en campaña”, agregaron desde Balcarce 50.

El Gobierno se inclina por mantener el cupo diario de 600 pasajeros y excepcionalmente agregar vuelos

Dispuesto a ganar adeptos en su postura de “defender la producción nacional” contra las intenciones del presidente de Brasil, desde el Gobierno distribuyeron también un documentos firmado por la UIA y sus pares regionales, en el que se piden “limites” a la baja de aranceles.

“Reafirmamos nuestra preocupación ante la posibilidad de que se adopten decisiones que pueden tener un gran impacto en el entramado productivo, máxime en este momento tan particular de la vida de las economías y las sociedades de nuestros países, atravesadas por una crisis sanitaria y en un contexto internacional de gran incertidumbre respecto al futuro”, dicen las entidades. Desde la cancillería hacen hincapié en la adhesión al comunicado de la poderosa Confederación Nacional de Industria (CNI) de Brasil, que nuclea a la industria con sede en San Pablo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.