El presupuesto fallido incluía un extraño fondo para financiar medios afines

·4  min de lectura
Claudio Ambrosini y el nuevo directorio del Enacom
Claudio Ambrosini y el nuevo directorio del Enacom

El fallido presupuesto presentado por el oficialismo, cuyo debate cayó este viernes en el Congreso, incluía en uno de sus puntos la creación de un extraño Fondo Fiduciario bajo la órbita del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). Con un presupuesto estimado en 1600 millones de pesos, la iniciativa, que cayó al igual que el resto de la propuesta, ya contaba con la idea de ser objetado por buena parte de la oposición, que no pensaba dejarlo pasar en caso de que se discutiera el presupuesto. ”Era para la generación de nuevas cajas”, aseguró una de las fuentes consultadas por la nación, ubicada en las antípodas del Gobierno.

“Lo agregaron en los últimos días y el costo total, con la inflación, iba a ser mucho mayor, superando los 2000 millones de pesos”, afirmó otra de las voces consultadas por este diario. Tras lo que agregó: “Era un punto de rechazo. Sin lugar a dudas”, en referencia al rol de la oposición sobre el tema.

El artículo en cuestión era el 106, uno de los 56 que se agregaron en la Comisión de Presupuestos y que llevaron el articulado de 95 originales a los 151 con los que llegó al recinto. En el punto se contemplaba la creación del nuevo sistema de financiamiento: “Créase el Fondo Fiduciario Público denominado Fondo de Fomento para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECA) “Pluralidad de voces”, tal como consignaba la letra oficial en el presupuesto.

La idea era que “se conformará como un fideicomiso de administración destinado a gestionar los aportes de inversión correspondientes a los programas vinculados a dicha temática”. Tras lo que se agregaba que “la autoridad de aplicación dictará el reglamento de administración y control del fondo”, se establecía también en el artículo. La norma también disponía que el régimen tendría una duración de 30 años, contados desde la suscripción del contrato de fideicomiso”. El punto fue defendido ante La Nación por fuentes del organismo. Estas explicaron que el FOMECA, existe desde la implementación de la Ley de Medios e implica que el 10% de los recursos que provienen de los medios de comunicación audiovisual (gravámenes y multas) son redistribuidos para fomentar a los medios comunitarios, de frontera y de pueblos originarios.

De acuerdo a la información oficial, el Fondo se ocupa de “implementar concursos de subsidios que, entre otros proyectos, apoya procesos de actualización tecnológica, mejoras de gestión y producción de contenidos audiovisuales para radios, canales y productoras de medios comunitarios”. Las fuentes oficiales aseguraron que la idea era que el Fondo que tuviera su propio Fideicomiso, con la idea de “agilizar” la bajada de dinero a los beneficiarios de los medios que concursan por los subsidios.

”Este presupuesto indicaba que se crea el fideicomiso para que no haya demoras en la adjudicación, que sea más rápida y transparente”, detallaron a La Nación. Al tiempo que aseguraron que “no se estaba creando una nueva caja o fondo. Era para hacer algo distinto respecto de la adjudicación económica de FOMECA”. Tras lo que agregaron que “el problema” actual es que “vía presupuesto no se ejecuta el porcentaje de lo que se debe adjudicar” y que entonces “no se cumplía el objetivo que es fomentar estos medios de comunicación chicos, que deben expresarse por diferentes motivos”.

Tras la falta de aprobación del presupuesto en el que estaba incluido el punto afirmaron que se seguirá “como se estaba ejecutando, pero la idea era hacerlo más eficáz”. Por su parte, desde la oposición sostuvieron que “la plata ya existe, se subejecuta y siempre va a los mismos”, en referencia a determinados movimientos o grupos afines al oficialismo.

“Usan esa herramienta con la excusa de que son para “los pequeños medios” y en el medio cuelan los mismos de siempre, que son cercanos al oficialismo”, señalaron, al tiempo que celebraron que “no se votó”. “Entró en las planillas anexas que se sumaron en los últimos días, ahí entre los agregados estaba el punto”, detalló una de las voces del ahora bloque mayoritario en el Congreso.

En tanto que otra de las fuentes consultadas afirmó que la propuesta iba en línea de “generar más cajas para generar desde ahí contenidos audiovisuales afines al kirchnerismo”. “Habíamos visto el punto y si no se hubiera caído el presupuesto, ya estaba hablado que eso se votaba en contra”, detalló otra. ”Era para una nueva caja negra, un despropósito absoluto. Algo como el Banco de Contenidos Audiovisuales (BACUA) que se creó en la época de (el exministro, Julio) De Vido, que sirvió para financiarle la novela a (la actriz) Andrea Del Boca, y terminó en un escándalo y causa judicial”, agregó en referencia al expediente que llevará al banquillo de los acusados al poderoso exfuncionario kirchnerista y la reconocida actriz, que tras enfrentar la instrucción del caso fueron enviados a juicio oral y público, en 2019.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.