El presupuesto de Argentina vuelve a Diputados por un "error" de transmisión

Agencia EFE
·2  min de lectura

Buenos Aires, 12 nov (EFE).- El proyecto de Presupuesto de Argentina para 2021, que este jueves se debate en el Senado, volverá a pasar por la Cámara de Diputados, que ya lo había aprobado, debido a un "error" a la hora de transmitir el documento entre la Secretaría de Hacienda y el órgano legislativo.

Si bien el texto fue aprobado en primera instancia por la Cámara Baja hace dos semanas y este jueves se preveía su aprobación definitiva en el Senado, donde el oficialismo reúne a 39 de los 72 senadores, esta sanción queda aplazada por la devolución del proyecto a los diputados.

El senador del oficialista Frente de Todos Carlos Caserío confirmó durante su intervención en el Senado que se produjo un "error" en el envío del archivo digital por el que "se detectó la presencia de saltos de páginas y cortes de datos que truncaron la exposición detallada de los montos totales concretos y la omisión de determinadas obras en lo que respeta a la planilla anexa".

"Resulta necesario incorporar estas planillas, las cuales obran en Secretaría (de Hacienda), para la consideración del orden del día y que posteriormente el texto sea devuelto con las respectivas incorporaciones a la Cámara de Diputados (...) A mi entender la Cámara de Diputados tendrá que hacer una breve sesión para ratificar este Presupuesto", indicó el legislador.

Caserío aseguró que el error "no afecta a la suma total del proyecto" y que "los datos omitidos han estado visibles con la planilla anexa en su formato correcto de la página web de la Oficina Nacional de Presupuesto".

El texto prevé, entre otros aspectos, que la economía se recuperará el próximo año un 5,5 % tras derrumbarse un 12,1 % en 2020, y proyecta una inflación de 32 % para este año, y que se desacelerará a un 29 % en 2021, lo que se encuentra por debajo de las proyecciones privadas.

También proyecta para el próximo año un déficit fiscal primario (no incluye el pago de intereses de deuda) equivalente al 4,5 % del PIB, en parte debido a la intención de aumentar el gasto primario real un 7,6 % respecto a 2020, sin tener en cuenta las partidas extraordinarias para atender la emergencia por la covid-19.

(c) Agencia EFE