Presuntos disidentes de FARC retuvieron a cinco extranjeros en Colombia

Un trabajador descansa durante las obras de construcción de la Zona de Estandarización de Transición, en el marco del proceso de paz entre las FARC y el gobierno colombiano, el 21 de marzo de 2017 en Pondores, Colombia (AFP | GUILLERMO LEGARIA)

Cinco ciudadanos extranjeros, tres estadounidenses, un español y un francés, estuvieron retenidos por presuntos disidentes de la guerrilla de las FARC en las selvas del sureste de Colombia, confirmó este domingo la embajada del país norteamericano.

"La embajada de EE.UU. en Bogotá comparte el alivio de saber que 5 viajeros, incluyendo 3 ciudadanos estadounidenses, han regresado sin novedad", dijo la sede diplomática en un breve comunicado al confirmar la liberación de los extranjeros retenidos en el rio Apaporis, en el departamento de Vaupés.

En el texto el gobierno norteamericano agradeció al gobierno y la fuerza pública de Colombia por suministrar "apoyo total y trabajar de cerca con los oficiales estadounidenses para asegurar su regreso seguro".

El Grupo Anti Extorsión y Secuestro de la policía indicó que los extranjeros "se encontraban practicando deportes extremos en el raudal de Jirijirimo, afluente del río Apaporis", cuando se reportó su desaparición .

Tras conocer el hecho la policía, en coordinación con el ejército, desplegaron una operación que permitió encontrar el sábado a los foráneos, quienes ya se encontraban "en la comunidad indígena Buenos Aires, ubicada en zona rural del municipio de Pacoa", precisó la fuente.

Las autoridades mantienen una investigación para establecer los detalles de la desaparición temporal de las cinco personas y se abstuvieron de confirmar la identidad de los presuntos secuestradores.

La embajada francesa en Bogotá calificó el hecho como un "caso resuelto", pero se abstuvo de suministrar más detalles.

El ciudadano francés Jules Domine, uno de los retenidos, indicó a la televisión RCN que un grupo armado que se presentó como disidente de las FARC los detuvo para investigarlos.

"Cuando nos encontramos con personas que tenían armas nos dejaron pasar los primeros dos días libremente y luego nos invitaron a pasar tres días en su campamento mientras verificaban nuestra identidad", dijo Domine.

"Es un grupo muy pequeño, muy remoto y que no tenía un poder de acción fuerte", añadió el deportista, reconocido practicante de kayak.

"Al final, cuando nos dieron el permiso de seguir andando por donde queríamos la única condición fue dejar nuestros GPS y equipos electrónicos porque les podrían poner a ellos en peligro de detección", concluyó.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) firmaron un acuerdo de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos en noviembre pasado y entregaron recientemente una lista de más de 6.800 combatientes, para su tránsito a la legalidad.

Disidentes de esa guerrilla actúan como un grupo armado organizado que rechaza el acuerdo de paz.

En cálculos entregados a la AFP, Kyle Jonhson, analista de International Crisis Group, estima en cerca de 400 los disidentes de las FARC.

El conflicto armado colombiano, en el que desde la década de 1960 se han enfrentado guerrillas, paramilitares y agentes estatales, ha dejado unos 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.