Presunto espionaje: el juez Martínez De Giorgi ordenó investigar las comunicaciones telefónicas de Mauricio Macri

Macri saliendo de los tribunales de Dolores
Mauricio Macri cuando fue a declarar a los tribunales federales de Dolores - Créditos: @Santiago Filipuzzi, Enviado especial

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi ordenó investigar las comunicaciones telefónicas del expresidente Mauricio Macri y los exfuncionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, entre otros, en el marco de la causa que investiga presunto espionaje ilegal contra Cristina Kirchner durante el gobierno de Cambiemos.

Las medidas dispuestas por Martínez De Giorgi habían sido sugeridas por el fiscal del caso, Franco Picardi, en un duro dictamen que consideraba que se estableció durante el gobierno de Macri un “plan sistemático y organizado” de inteligencia ilegal.

El período de las comunicaciones que analizará la Justicia es entre junio y noviembre de 2018, cuando se desarrollaron las actividades de inteligencia ilegal investigadas en esta causa, específicamente frente al Instituto Patria y al domicilio de Cristina Kirchner.

El Gobierno oficializó en París la candidatura de Cecilia Todesca a la presidencia del BID

Picardi había solicitado que se le pidiera a la AFI el detalle de “todas las líneas telefónicas institucionales” que se les asignaron a Macri, a los exdirectores de la AFI Arribas y Majdalani, al exresponsable del área de Operaciones Especiales Alan Ruiz, al exdirector de Asuntos Jurídicos de la AFI Juan Sebastián De Stéfano y al exencargado de asuntos judiciales Bernando Miguens, entre junio y noviembre de 2018. También solicitó que se investiguen las visitas que recibió Macri de funcionarios de la AFI.

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi
El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi - Créditos: @Fernando Massobrio

Desde el entorno de Macri dijeron “habiendo tomado conocimiento a través de los medios de comunicación de la existencia de una imputación en su contra por parte del fiscal Franco Picardi, se pondrá a disposición de la justicia convencido de su inocencia, como de la inexistencia de un supuesto plan sistemático de inteligencia ilegal que en forma temeraria se elabora y pretende forzadamente construirse en su contra, elucubración en donde además se incluyen causas donde el ingeniero Mauricio Macri ya se encuentra sobreseído a consideración de la Cámara de Casación, o bien, en otras, donde ya fue descartada, por la Cámara Federal, la existencia de una supuesta asociación ilícita como con la que ahora se intenta volver”.

Después agregaron que la gestión del expresidente “estuvo signada por la calidad institucional, y esa verdad no se puede derribar aunque para ello se busque forzar una construcción antojadiza, endeble y rebuscada como la que ensaya el fiscal Picardi. Por eso, respetando el funcionamiento de la Justicia, la presentación que oportunamente realizará el ingeniero Mauricio Macri contribuirá a alcanzar la verdad y con ello a que se reconozca y ratifique su inocencia y la transparencia institucional de su gestión de gobierno”.

El fiscal Picardi también pidió que la AFI proporcione los equipos de telefonía celular que ellos usaron. Sobre este último punto Martínez De Giorgi no acordó y no pidió el secuestro de los teléfonos.

En función de las medidas pedidas por el fiscal, Martínez De Giorgi envió oficios a las empresas de telefonía celular para que le remitan la información sobre las líneas telefónicas.

En el mismo dictamen Picardi había pedido elevar a juicio oral a Arribas, Majdalani y a los exfuncionarios de la AFI Alan Ruiz y Martín Coste, una medida que el juez rechazó.