Decenas mueren tras ataque con gas en provincia rebelde de Siria

Por Ellen Francis
Decenas mueren tras ataque con gas en provincia rebelde de Siria

Por Ellen Francis

BEIRUT (Reuters) - Un ataque con gas que se cree fue perpetrado por aviones de combate del Gobierno de Siria causó la muerte el martes a decenas de personas, entre ellos niños pequeños, en la provincia noroeste de Idlib, dijeron activistas, trabajadores médicos y agencias de ayuda.

El comandante militar sirio negó con firmeza que las fuerzas armadas hayan utilizado armas químicas.

El ataque provocó que muchas personas se asfixiaran o desmayaran y llevó a algunas víctimas a arrojar espuma por la boca, denunció el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo activista con sede en Reino Unido que realiza seguimientos del conflicto sirio.

"Esta mañana, a las 06.30 horas, aviones de guerra atacaron Khan Sheikhoun con lo que se cree eran gases sarín y cloro", dijo Mounzer Khalil, jefe de la autoridad de salud de Idlib. El ataque causó la muerte de más de 50 personas e hirió a unas 300, añadió.

Pero las cifras sobre las víctimas difieren. La Unión de Organizaciones de Atención Médica, una coalición de agencias de ayuda internacional que financia hospitales en Siria, dijo que al menos 100 personas perdieron la vida y que 400 presentaban problemas respiratorios tras el ataque en Idlib.

El director del Observatorio, Rami Abdulrahman, dijo a Reuters que consideraba responsables a los aviones de combate del Gobierno por una serie de factores, como el tipo de aeronave utilizado en el ataque, el jet Sukhoi 22.

"Negamos completamente el uso de material tóxico o químico en la localidad de Khan Sheikhoun. El Ejército no ha usado ni usará (armas químicas) en ningún lugar ni en el pasado ni en el futuro", dijo el comandante de las fuerzas armadas sirias en un comunicado.

INDIGNACIÓN INTERNACIONAL

Fotógrafos de Reuters mostraron imágenes de personas respirando a través de máscaras de oxígeno y usando trajes protectores, mientras que otros cargaban a niños muertos y los cuerpos envueltos en sábanas blancas yacían alineados en el suelo.

La tragedia reportada en Khan Sheikhoun representaría el peor ataque químico registrado en Siria desde que un atentado con gas sarín mató a cientos de civiles en Ghouta cerca de Damasco en agosto del 2013. Países occidentales dijeron que el Gobierno sirio es responsable por el hecho, mientras que Damasco culpó a los rebeldes.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tiene previsto reunirse el miércoles para tratar el asunto.

La Casa Blanca dijo que el ataque era un "acto intolerable" y sostuvo que el presidente Donald Trump estaba alarmado por los reportes. El mandatario francés, Francois Hollande, culpó directamente al Gobierno sirio y dijo que los aliados de Bashar al-Assad estaban envalentonándolo para actuar con impunidad.

Una serie de investigaciones realizadas por la ONU y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW por sus siglas en inglés) determinó que varias partes en la guerra siria habían usado gas sarín, gas cloro, gas mostaza y otras sustancias tóxicas vetadas.

(Reporte de Ellen Francis. Editado en español por Marion Giraldo)