Presta juramento nuevo gobernador de Puerto Rico

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — Entre los vítores de miles de seguidores de su partido, que se opone a que Puerto Rico tenga la condición de estado federal de Estados Unidos, Alejandro García Padilla prestó juramento el miércoles como nuevo gobernador del territorio isleño.

La ceremonia —en una plataforma frente al Capitolio de San Juan, con una amplia visión panorámica del Océano Atlántico— significa un cambio ideológico en Puerto Rico, en momentos en que intenta apuntalar su economía y reducir la violencia delictiva.

García es un abogado de 41 años y ex senador local que en los comicios de noviembre derrotó por una diferencia mínima al gobernador Luis Fortuño, partidario de la estadidad del territorio estadounidense. Su victoria se debió en parte al mundo sindical, furioso porque Fortuño cesó a más de 20.000 funcionarios estatales para cubrir el déficit presupuestario.

García dijo que una de sus prioridades será crear trabajos en una isla con un índice de desempleo superior al 13%, más que cualquier estado de Estados Unidos.

El nuevo gobernador dijo que los problemas de Puerto Rico son muy graves y que no es posible minimizarlos ni esconderlos.

García reconoció que Puerto Rico encara una situación deficitaria peor de la calculada anteriormente, así como estadísticas alarmantes de la delincuencia y un empeoramiento en la calidad crediticia de la isla, por lo que necesita fortalecer sus sectores industrial, comercial y agrícola, así como mejorar sus índices de graduación de estudios y su sistema educativo y legal.

La isla, de cuatro millones de habitantes, tuvo 1.117 homicidios en 2011 y García admitió que reducir la delincuencia llevará tiempo.

Muchos funcionarios y trabajadores despedidos aplaudieron a García, entre ellos Víctor Omar Cotto, de 41 años, quien era supervisor en el Departamento de Transporte durante 13 años hasta abril de 2010.

"Vine a ver la salida de la misma persona que me despidió", dijo. Agregó que no tiene trabajo desde hace nueve meses, con esposa y dos hijos en casa.

La mayoría de los partidarios de García vestían de rojo, el color de su Partido Popular Democrático, partidario de la presente situación de la isla con Estados Unidos. Muchos se cubrían con sombrillas para protegerse del sol y bailaban al ritmo de una orquesta.

Entre los asistentes figuraron Danilo Medina, presidente de República Dominicana, y ministros de países como Haití, Costa Rica y Panamá.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK