Presos protestan en hacinada cárcel de Perú por COVID-19

Presos se reúnen en una azotea y despliegan una manta durante una protesta en el penal de Lurigancho en Lima, Perú, el martes 28 de abril de 2020. (AP Foto/Rodrigo Abd)

LIMA (AP) — Los presos de la cárcel más hacinada de Perú protestaron el martes en busca de mejor atención médica para los enfermos con el nuevo coronavirus luego de que en la víspera un motín en una prisión cercana dejara nueve reos muertos a tiros.

Los reos del penal San Pedro de Lurigancho subieron de forma pacífica a los techos de los pabellones de tres plantas con carteles de tela blanca y tinta negra con las frases “no queremos morir” y “queremos las pruebas del Covid, tenemos derecho a la vida”.

El jefe de la agencia penitenciaria Gerson Villar dijo a la televisora local N que la protesta en San Pedro de Lurigancho, que tiene más de 10.000 presos, fue aplacada poco más tarde, luego de que se acordara el ingreso de medicinas y una mejora en la atención sanitaria.

“Se ha evidenciado la preocupación de todos los internos por la pandemia que se está viviendo”, dijo Villar.

Mariela Hidalgo, madre de un preso en el penal, dijo a la AP que los reos tienen quejas por “el trato inhumano” recibido de los guardias carcelarios.

“Los guardias están cobrando 25 soles (8 dólares) por la venta de una mascarilla adentro del penal”, afirmó la mujer.

Con 500 presos peruanos infectados, las cárceles de Perú, con 138% de hacinamiento, tienen una de las mayores cifras de reos contagiados con el nuevo coronavirus de Latinoamérica. Al menos unos 13 han muerto debido al virus.

En la víspera un motín causado por la preocupaciones que genera el nuevo coronavirus en una cárcel limeña y cercana llamada Miguel Castro Castro, a pocos kilómetros de Lurigancho, dejó nueve reos muertos a tiros.

Perú es el segundo país con más infectados con el COVID-19 en Latinoamérica después de Brasil. Hay 31.190 contagiados y 854 muertos en todo el territorio.