Presos construirán y remodelarán viviendas en Venezuela

La cárcel de La Planta en Caracas el 14 de mayo de 2012 (AFP/Archivos | Leo Ramírez)

Presos venezolanos próximos a concluir sus condenas serán incorporados a planes gubernamentales de construcción y remodelación de viviendas en sectores populares, anunció este lunes Iris Varela, ministra de Asuntos Penitenciarios.

Varela explicó que los reclusos que están por salir en libertad trabajarán en sus comunidades de origen como mecanismo de reinserción y también harán obras en sus propias viviendas.

"Haremos punto y círculo: arreglamos con la misma mano de obra penitenciaria las viviendas de las personas y las últimas casas que se arreglen son las del privado de libertad", anunció Varela, en su programa de radio semanal.

La funcionaria vinculó el proyecto, que se pondrá en marcha el 21 de abril, con la Gran Misión Vivienda, plan creado en 2011 por el fallecido expresidente Hugo Chávez que ha entregado -según el gobierno- 1,5 millones de hogares a personas de escasos recursos.

"Aquel que en algún momento era un muchacho problemático y que era poco deseado en su comunidad, hoy va a ser factor de bienestar porque va a poner su mano de obra y su trabajo", agregó Varela.

El plan se enmarca en un programa del Ministerio de Asuntos Penitenciarios para pacificar las cárceles venezolanas, tras denuncias de enfrentamientos entre internos fuertemente armados por el control de los penales, además de fallecimientos por desnutrición y falta de medicamentos.

El pasado 18 de marzo, 15 cuerpos fueron encontrados en fosas comunes en la principal cárcel del país, la Penitenciaría General de Venezuela, en la ciudad de San Juan de los Morros (centro), confirmó la Fiscalía.

Fue el más reciente de una serie de incidentes que organizaciones defensoras de los derechos de los presos como Una Ventana a la Libertad denuncian como una "crisis penitenciaria".

El hallazgo se hizo en obras llevadas a cabo en el penal, desalojado desde el 28 de octubre del año pasado.

De acuerdo con la organización Una Ventana a la Libertad, en Venezuela existían unos 88.000 presos al cierre de 2016, de los cuales 33.000 estaban en calabozos policiales en condiciones de hacinamiento.