Ex-preso de Oaxaca en sexenio de Calderón escribe carta a García Luna

·3  min de lectura

OAXACA DE JUÁREZ, Oax., marzo 10 (EL UNIVERSAL).- "Incomunicado, golpeado y torturado psicológicamente, sólo una cosa rondaba por mi cabeza: ¿Irían a matar a mis seres queridos?", relata César Mateos, ex-preso político de Oaxaca en una carta dirigida a Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública actualmente preso en Estados Unidos.

Mateos, quien fue aprehendido a finales de 2006 y torturado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, entonces encabezada por Genaro García Luna, funcionario del entrante presidente Felipe Calderón (PAN).

En la misiva escrita para el exfuncionario y dada a conocer en sus redes sociales, el también activista denuncia las vejaciones a las que fue sometido durante 8 meses, entre el 24 de noviembre de 2006 y el 16 de julio de 2007.

"Me detuvieron por oponerme a la voluntad de un gobierno completamente corrompido que reprimió brutalmente al movimiento social, al magisterio y pueblo de Oaxaca", afirma César Mateos sobre los gobiernos de Calderón y de Ulises Ruiz Ortiz.

En la carta, narra cómo tras detenerlo no pararon de golpear policías encubiertos y agentes. "Me dijeron tantas cosas que acabaron por sembrar el terror en mí", plasma en el texto de seis páginas.

La misiva, titulada "La carta que nunca enviaré" César Mateos se cuestiona si García Luna, ahora preso en Nueva York acusado de tráfico de drogas y peculado, ha sido torturado y tratado de la misma manera en que lo trataron a él.

"Como muchas personas en este país y en toda América Latina yo fui un preso político, a diferencia tuya Genaro, que estás preso por diversos delitos del fuero internacional y que durante tantos años gozaste de una total impunidad. Mi lucha era por la libertad de expresión, contra el autoritarismo y por la democratización del Estado".

César Mateos participó de forma activa en el movimiento magisterial de 2006 en Oaxaca, que asegura pedía el mejoras educativas, condiciones de trabajo dignas y uniformes escolares.

"Se criminalizó la lucha social y creo que esta fue una de las razones por las que yo y mis demás compañeros decidimos apoyar abiertamente el movimiento, eso es algo que la gente como tú, Genaro, nunca podrá entender", escribe en la misiva.

"Fui apresado por orden directa de Felipe Calderón, siendo tú en ese entonces uno de sus colaboradores y ejecutores. Durante el tiempo en que estuve encerrado me di cuenta de las grandes injusticias que se cometen en nuestro país, pues mucha gente padece nuestro deficiente sistema penal, en el que sólo hay justicia para el que la puede comprar o para quien tiene amigos poderosos. En ese lugar comprendí la experiencia de ser un preso político", describe.

Mateos también se cuestiona si García Luna, encargado por seis años de la seguridad de nuestro país, tendrá la suficiente entereza para disculparse "por los daños infringidos, admitir sus equivocaciones políticas y declararse como un criminal".

Según cifras del Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas, durante el periodo que Ulises Ruiz Ortiz gobernó Oaxaca (2004-2010) se reportaron 97 desapariciones forzadas en las que presuntamente participaron agentes del Estado mexicano.

Mientras que la Comisión de la Verdad de Oaxaca, creada para indagar violaciones a los derechos humanos en el estado durante el movimiento de 2006, documentó la presunta participación de funcionarios del gobierno estatal en el "acoso y hostigamientos a los integrantes de dichos movimientos sociales".