Presionan a corporaciones para que critiquen leyes de voto

BILL BARROW
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto del 25 de marzo del 2021, el obispo de a Iglesia Metodista Episcopal Africana Reginald Jackson anuncia un boicot contra Cola-Cola Co. junto al Capitolio de Georgia en Atlanta, Jackson dice que Coca-Cola y ras compañías grandes en Georgia no han hecho lo suficiente para oponerse a propuestas de ley de restricción de votos que, los legisladores del estado estaban debatiendo. (AP Foto/Jeff Amy)

ATLANTA (AP) — Activistas liberales en Estados Unidos aumentaron llamados a que las corporaciones del país denuncien las gestiones republicanas para hacer más estrictas leyes estatales de votación, y negocios acostumbrados a relaciones políticas cómodas se ven ahora en medio de una creciente batalla partidista sobre el derecho al voto.

Las presiones aumentan sobre compañías importantes en Texas, Arizona y otros estados, especialmente luego de la decisión el viernes de Major League Baseball de sacar el Juego de Estrellas del 2021 de Atlanta. Una declaración conjunta de los ejecutivos de casi 200 compañías, incluyendo HP, Microsoft, PayPal, Target, Twitter, Uber y Under Armour, criticó legislaciones estatales “que amenazan con dificultar más la votación” y dice que “las elecciones no son mejoradas” cuando los legisladores imponen nuevas barreras.

Las protestas se producen una semana después que los legisladores republicanos en Georgia aprobaron una reforma de la ley electoral estatal que críticos dicen es un intento para suprimir votos demócratas.

Otras compañías se han sumado al coro de críticas, aunque renuentemente.

Delta Air Lines y Coca-Cola Co., dos de las marcas más conocidas de Georgia, calificaron de “inaceptable” a la nueva ley, aunque tuvieron papeles en su redacción. Eso enfureció a los republicanos en el estado, incluyendo el gobernador Brian Kemp, y a varios senadores estadounidenses, que acusaron a las compañías de acobardarse ante las denuncias de activistas.

La pelea ha lanzado a las corporaciones estadounidenses a un lugar que a menudo trata de evadir — el centro de una pelea política partidista. Pero bajo las amenazas de boicot y mala publicidad, los líderes empresariales están mostrando una nueva disposición a entrar al ruedo sobre un asunto no relacionado directamente con sus ganancias, incluso si eso los aliena de aliados republicanos.

“Queremos hacer responsables a las corporaciones por la forma en que reaccionan cuando son atacados los derechos al voto”, dijo Marc Banks, vocero de la NAACP, la organización de defensa de los derechos de las personas de color. “Las corporaciones tienen un papel que desempeñar, porque cuando hablan, la gente escucha”.

Grupos de derechos civiles demandaron para boquear la ley de Georgia, que fue aprobada luego que los demócratas ganaron los dos escaños senatoriales del estado en una elección que el anterior presidente Donald Trump calificó falsamente de fraudulenta. Algunos activistas han llamado a boicotear a Delta, Coca-Cola y otras compañías por no tratar de bloquear la ley.