El presidente uzbeko, Shavkat Mirziyóyev, reelegido con el 80 % de los votos

·3  min de lectura

Moscú, 25 oct (EFE).- El presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyóyev, ha sido reelegido con el 80,1 % de los votos emitidos en los comicios presidenciales del domingo en la república centroasiática, según informó hoy la Comisión Electoral Central (CEC).

De esta forma, Mirziyóyev, de 64 años y que llegó al poder hace cinco años tras la muerte del fundador de la patria, Islam Karímov, seguirá en el poder hasta 2026.

Hace cinco años este tecnócrata, que ejerció de primer ministro entre 2003 y 2016, había ganado con más del 88 % de los sufragios.

El segundo candidato más votado con el 6,6 % fue Maksuda Varísova del Partido Popular Democrático, la primera mujer en postular a la Presidencia en la historia del país más poblado de Asia Central (34 millones).

Mientras, Alisher Kadírov, del Partido Democrático Milly Tiklanish, recibió un 5,5 %; Narzullo Oblumoradov del partido Ecológico, el 4,1 %; y Bajrom Abdujalímov del partido socialdemócrata Adolat (Justicia), el 3,4 %.

Aparte de esos candidatos, todos cercanos al poder, ningún político genuinamente opositor pudo postular en estos comicios, ya que sus partidos no fueron registrados por las autoridades.

Los líderes de partidos opositores como Erk o Verdad y Desarrollo denunciaron presiones y amenazas para que renunciaran a concurrir en las presidenciales.

La misión de observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) denunció hoy un "alto número de irregularidades" durante la votación y también lamentó que las "amplias reformas" promovidas por Uzbekistán aún no se hayan implementado.

"Estas elecciones ha demostrado que las reformas democráticas de los últimos años deben seguir adelante para confirmar lo que ya se ha logrado", afirmó por su parte el coordinador especial y líder de la misión de observación de la OSCE a corto plazo, Reinhold Lopatka.

Antes de que se confirmara oficialmente su victoria, el presidente ruso, Vladímir Putin, felicitó a su homólogo uzbeko por su convincente victoria.

Precisamente, durante estos últimos cinco años Mirziyóyev ha logrado mejorar notablemente las relaciones con Rusia, Occidente y los países vecinos, especialmente Afganistán.

El líder uzbeko aboga por cooperar con los talibanes, con los que se reunió la pasada semana una delegación del Gobierno uzbeko para abordar varios proyectos energéticos, de infraestructuras y transporte.

Taskent, que firmó en febrero un acuerdo para tender un tren que una Kabul y Mazar-e-Sharif (Afganistán) con Peshawar (Pakistán), sueña con transportar sus mercancías -uranio, oro o algodón- hasta el mar Arábigo (puerto de Gwadar).

El objetivo de Mirziyóyev es atraer hasta 70.000 millones de dólares en inversiones extranjeras en el próximo lustro con el fin de incrementar el producto interior bruto (PIB) en 1,6 veces y renovar la obsoleta infraestructura del país, aunque la deuda externa es ya de 36.000 millones de dólares.

De los 21,2 millones de uzbekos llamados a las urnas, según la CEC votaron 16,2 millones, es decir, más del 76 %, cuando hace cinco años la participación fue del 87,8 %.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.