Frente tunecino de izquierdas llama al boicot del referendum constitucional

·2  min de lectura

Túnez, 2 jun (EFE).- El frente común constituido por cinco partidos socialdemócratas y de la izquierda tunecina lanzó hoy una campaña de boicot contra el referéndum constitucional, fijado unilateralmente por el presidente Kais Said para el 25 de julio, al considerarlo un instrumento para otorgarse una "falsa legitimidad" y establecer su poder autoritario.

Los participantes en esta iniciativa - Corriente Democrática, Frente Popular, Ettakatol, Partido de los Trabajadores y Polo Democrático Modernista - defendieron como un "deber nacional" su rechazo al "supuesto diálogo nacional" que excluye a los partidos políticos y cuyos miembros han sido seleccionados por el mandatario.

Semanas antes, Said creó una instancia consultiva -formada por un comité económico y social, jurídico y de diálogo nacional- encargada de redactar antes del 20 de junio la nueva constitución que remplace a la Carta Magna de 2014, suspendida desde septiembre, aunque la central sindical UGTT y los decanos de las facultades de Derecho han rechazado la invitación "a un proceso cuyos resultados se conocen de antemano".

"Said sólo quiere sustituir la democracia representativa por un régimen fascista y autoritario por lo que resistiremos y combatiremos con la política y la movilización de la calle", declaró a la prensa el secretario general del Partido de los Trabajadores, Hamma Hammami.

Llamó a manifestarse este sábado frente a la sede de la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE), que supervisa las diferentes consultas desde el inicio de la transición y que ha sido reformada recientemente por el presidente.

Por su parte, el exdiputado y secretario general de Corriente Democrática, Ghazi Chaouachi, criticó que el jefe del Estado ha dejado de lado las prioridades económicas y sociales de la ciudadanía, que ven sus condiciones de vida empeorar cada día, y se centra exclusivamente en su proyecto político, para el que carece de legitimidad.

"Túnez se dirige hacia la destrucción del Estado, el desmantelamiento de todas las instituciones y de toda la transición democrática. Con esta campaña derribaremos la iniciativa de Said o, de lo contrario, dividirá y enfrentará a todos los tunecinos", insistió Chaouachi.

La hoja de ruta lanzada a finales de año por el mandatario fijó además la celebración de los comicios legislativos el 17 de diciembre, mientras la oposición reclama un diálogo nacional "inclusivo" y el retorno a la vía democrática así como elecciones presidenciales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.