Presidente del Supremo Tribunal Federal refuta a Bolsonaro

·2  min de lectura
Simpatizantes del presidente brasileño Jair Bolsonaro exhiben una manta que dice: "Exigimos la destitución inmediata de todos los ministros del Supremo Tribunal Federal y la criminalización del comunismo", frente a una barrera colocada por la policía militar luego de que intentaron ingresar al máximo tribunal, el miércoles 8 de septiembre de 2021, en Brasilia, Brasil. (AP Foto/Eraldo Peres)

BRASILIA (AP) — El magistrado presidente del Supremo Tribunal Federal de Brasil, Luiz Fux, refutó el miércoles con dureza al presidente Jair Bolsonaro, un día después de que el mandatario afirmó que ya no cumpliría con los fallos de uno de sus jueces.

“Alentar el incumplimiento de las decisiones de la corte es antidemocrático, ilícito e intolerable”, manifestó Fux en un mensaje trasmitido en la televisión a nivel nacional. Advirtió también que, si Bolsonaro desobedece un fallo del tribunal, o alguien más lo hace por petición suya, ello constituiría un delito.

“Nadie cerrará esta corte, nosotros la mantendremos de pie”, añadió.

En manifestaciones de apoyo a Bolsonaro el martes, muchas personas mostraron letreros y mantas con las que criticaban al Supremo Tribunal Federal, exigiendo su disolución o que un juez en particular, Alexandre de Moraes, sea cesado. De Moraes está supervisando una investigación sobre el presidente y dos de sus hijos. Bolsonaro solicitó formalmente el mes pasado que el juez sea destituido.

“Cualquier decisión del señor Alexandre de Moraes, este presidente ya no la cumplirá. La paciencia de nuestro pueblo se ha agotado”, declaró Bolsonaro ante una multitud que lo aclamaba en Sao Paulo. “Para nosotros, él ya no existe”.

Esa y otras afirmaciones del martes han dado pie a preocupadas conversaciones sobre cómo impedir que Bolsonaro se siga enfrentando con el poder judicial o azuce a sus seguidores con retórica incendiaria. Hasta ahora los políticos de centro han declinado respaldar los procesos para un juicio político contra Bolsonaro, pero por primera vez están aventurando públicamente esa posibilidad.

Se han presentado más de 130 solicitudes de juicio político desde que comenzó el gobierno de Bolsonaro, pero Arthur Lira, presidente de la Cámara de los Diputados, y su predecesor, se negaron a iniciar el proceso. Políticos y analistas políticos dicen que, dado que no hay protestas masivas contra Bolsonaro, es improbable que Lira cambie de dirección.

Las tasas de aprobación del presidente han descendido debido a la lamentable respuesta gubernamental al COVID-19 y la creciente inflación, pero pese a ello sigue siendo mucho más popular que presidentes previos que fueron sometidos a un juicio político.

Y —como lo demostró el martes— aún es capaz de movilizar a sus seguidores a las calles.

Después de las manifestaciones, docenas de políticos de centro en funciones y retirados formaron un grupo en WhatsApp titulado “Pacificación democrática". Han estado debatiendo qué ruta tomar, en especial para ver si presionan o no a Lira con el fin de que inicie los procesos de juicio político.

___

Jeantet reportó desde Río de Janeiro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.